REYES DEL PORNO, por Greatmike

Hola, amigos:

Sí, voy a hablar de pornografía.

No, no vais a avergonzaros de conocerme más de lo que ya hacéis habitualmente, porque este post es para casi todos los públicos.

Paciencia, por favor, porque pasaremos muy por encima de lo que es y significa la industria del porno hoy día para retroceder hasta los años 70, una época donde el porno no sólo era aceptado socialmente sino que era considerado un arte. Como veremos, algunas películas llegaron a tener presupuesto de superproducciones e incluso se realizaron los estrenos en Festivales Internacionales como el de Cannes, junto a obras maestras como “Taxi Driver” o “Apocalypse Now “.

Sólo tras la llegada del vídeo en los años 80 surgió un subgénero que producía barato y no tenía mas pretensiones que el propio sexo. Fue eclipsando a las películas, digamos, “artísticas”, y el porno no volvió a brillar nunca más, porque para las nuevas producciones se prefería la intimidad de la casa.

Como no podía ser de otra manera, el post va dedicado a Livinginthepast, el artista que en delicado equilibrio soslaya lo soez para adentrarnos en el mundo de las chicas ligeras de ropa, sin perder un solo ápice de elegancia en cada una de sus entradas.

Comenzamos.

En 1969 se combinan en Estados Unidos una serie de factores que crean una gran inestabilidad social: el movimiento hippy, el amor libre, la guerra de Vietnam, las encendidas protestas de la juventud hacia ella, el aumento del consumo de drogas, la consolidación de los movimientos feminista y gay, etc. Todo esto se tradujo en un cambio total en la sociedad de la época a la que el porno no fue ajeno dando como resultado su legalización, aunque no se sabe muy bien cómo.

La primera película americana porno con una estructura dramática claramente definida fue “Mona: The Virgin Nymph” (1970). En ella, una joven (Fifi Watson) es iniciada en el arte del sexo oral por su propio padre con el fin de que llegue virgen al matrimonio, lo que propiciaba una serie de escenas en las que demostraba con multitud de hombres su sapiencia a la hora de practicar una felación. La película costó siete mil dólares, y fue un éxito tan tremendo que llegó a recaudar dos millones.

Pero el porno no lograría salir de los circuitos de exhibición restringidos hasta el estreno en marzo de 1972 del que hoy es considerado el primer clásico del cine X: “Garganta profunda” (Deep throat), de Gerard Damiano.

Damiano, que en realidad era peluquero pero tenía debilidad por las películas eróticas, consiguió 25.000 dólares prestados de la mafia y embarcó a varios amigos en lo que se convertiría en el porno más rentable de la historia, con más de 600 millones de dólares totales de recaudación. Grandes estrellas como Truman Capote y Jack Nicholson declararon ser fans del film, con lo que quedaba inaugurada así la moda del porno “chic”: si las celebridades lo veían debía de ser bueno. Pese a ello, fue perseguida judicialmente y llegó a prohibirse en varios Estados.

Este es Gerard Damiano, en aquella época:

Como curiosidad, que muchos suponen pero pocos constatan, el título del film “Garganta Profunda“, fue la inspiración de Bob Woodward y Carl Bernstein para bautizar a su fuente secreta en el caso “Watergate”.

El argumento de la película caló a fondo entre los espectadores. Una joven (Linda Lovelace), incapaz de tener un orgasmo, acude a un doctor algo chiflado (Harry Reems) para solucionar su problema. Este descubre una curiosa anomalía: tiene el clítoris en el fondo de la garganta, así que la única forma de llegar al placer es practicar felaciones cuanto más profundas mejor. El film se convierte así en una impresionante demostración de la capacidad de la señorita para el sexo oral.

Este es el momento del, ejem, diagnóstico:

El éxito fue apoteósico. Linda Lovelace se convirtió a sus 21 años en la primera estrella del porno, apareciendo en revistas como Newsweek, Time y Playboy; a ello contribuyó su actitud desinhibida y sus declaraciones provocativas, como por ejemplo,

Los americanos desean que se la chupen, y yo vivo en América, así que para mí es importante aprender a hacerlo lo mejor posible“.

Posteriormente su carrera resultó irrelevante y no obtuvo ningún éxito más. Se retiró años después renegando de su pasado, reconvertida en fanática religiosa, activa militante de la ultraconservadora asociación Morality in the Media, habiendo escrito varios libros en los que arremetía contra el sexo, y llegando a decir que Damiano la amenazó con una pistola para que actuase como él quería. Cosas de la vida. Murió en un accidente de tráfico en 2002.

En 1973 Damiano pudo afrontar un proyecto más ambicioso, gracias al éxito de “Garganta profunda“. Se trataba de “El Diablo y la señora Jones” (The Devil in Miss Jones). Considerada la mejor película porno de la historia, el guión es una auténtica pasada. Justine Jones es una mujer madura que se suicida, atormentada por no haber conocido nunca el sexo. En el infierno, el Diablo (Harry Reems) le concede la posibilidad de gozar de todas las prácticas sexuales que no probó en vida. Cuando Miss Jones le ha cogido el gustillo, Lucifer la condena a pasar la eternidad encerrada en una habitación con un desmesurado deseo sexual y sin poder saciarlo jamás.

En un principio la protagonista iba a ser una joven actriz de 19 años, pero a última hora Damiano la sustituyó por una mujer de 37, con tres matrimonios y dos hijos a sus espaldas. Se llamaba Georgina Spelvin, trabajaba en el equipo técnico de la película y el acierto de Damiano con el cambio fué total. El éxito se debió en buena parte a la magistral interpretación de la infortunada Justine Jones que hace la Spelvin, bordando sus escenas de sexo con una tensión dramática poco habitual. Sigue viva, y sirva como curiosidad que aparece en la película “Loca academia de Policia” y “Loca Academia de Policia III” haciendo de prostituta vieja en ambas.

Así de bien se conservaba Georgina cuando se rodó la película:

En 1974, Damiano rueda “Los recuerdos de la señora Aggie” (Memories within Miss Aggie), probablemente la película más arriesgada, dura y sombría de la historia del porno. En ella, una anciana (Deborah Ashira) cuenta sus experiencias sexuales a un hombre al que nunca se le ve la cara, en una habitación lúgubre y sombría. En un largo “flash-back”, Miss Aggie está interpretada por tres actrices diferentes en tres épocas distintas de su vida y cuenta su relación con su amante Richard, al que dejó ciego para tenerlo siempre con ella. En el escalofriante final vemos que Miss Aggie está contándolo todo ante el cadáver momificado de su amante. La película resultó un fracaso comercial debido a su tono lúgubre y su poca abundancia de escenas de sexo. En su estreno, en muchas salas la gente protestaba con sonoros abucheos al acabar la sesión.

Ello no impidió que el film fuese distribuido en todo el mundo. Ignoro si nuestro bienamado Dondelaebriedad tiene permiso de las autoridades para venir por aquí y nos puede aclarar si las letras del cartel son del idioma chino o del japonés (la foto es exactamente la misma que en el cartel distribuido en occidente)

Así hablaba Damiano de su película:

Memories within Miss Aggie no gustó a todo el mundo. Muchos dueños de salas porno se quejaban de las pocas escenas de sexo que contenía. También decían que la gente salía deprimida de la sala. Y era verdad“.

En 1975 filma “Historia de Joanna” (Story of Joanna), inspirada en “Historia de O“, de Pauline Reage; la joven e inexperta Joanna (Teri Hall) conoce a Jason (Jamie Gillis), un aristócrata que la iniciará en el sexo sadomasoquista y los juegos de dominación. Con el tiempo los roles se invertirán, y Joanna pasará a ser la ama y Jason el esclavo. Al final, un agonizante Jason le pedirá que le mate, y Joanna cumplirá el deseo de su amante. En esta película, naturalmente dirigida a un público heterosexual, Damiano se atrevió a incluir una escena en la que el criado (Zebedy Colt) de Jason le práctica a éste una felación; esta escena homosexual provocó en su momento las iras de muchos aficionados al género y que la película pasara a la historia.

Damiano murió de un infarto a los 80 años en Ft Maters (Florida), rico y feliz.

Mientras esto sucedía en la Costa Este, en California los hermanos Jim y Artie Mitchell fueron los que dieron los primeros pasos. Antes de dedicarse a filmar largos, los hermanos Mitchell ya tenían sobrada experiencia, pues habían realizado más de 200 cortos porno, que exhibían en su propia sala, el O´Farrell Theatre.

Su debut en el largo no pudo ser más explosivo, la que sería la mejor y más famosa película de su carrera: “Tras la puerta verde” (Behind the green door, 1973). Fue un descomunal éxito de público y de crítica, llegando a ser exhibida en los Festivales de Cannes y Deauville, y siendo elogiada por la prensa europea; recaudó 20 millones de dólares al cabo de tres años de explotación. Al igual que muchas otras películas de la época, cuenta la historia de una joven virgen e inexperta (Marilyn Chambers) que en esta ocasión es raptada e iniciada en los placeres del sexo en un sórdido club privado. Al final la joven alcanzará la plena madurez sexual y disfrutará de los placeres más desenfrenados.

Se la llegó a denominar Porno-Hippie por el tratamiento de las imágenes y el sonido, más parecido a un film de arte y ensayo que a un porno. El morbo de la película estaba asegurado, porque Marilyn Chambers era un rostro familiar por ser una modelo de 22 años que anunciaba desnuda la conocida marca de jabón Ivory Snow, cuyo famoso slogan era “Puro en un 99,44 %“.

Astutamente, para la promoción de la película, los Mitchell usaron el siguiente slogan: “Impura en un 99,44 %”. Como los seres humanos somos así, el fabricante de Ivory Snow quebró tras conocerse que su imagen era actriz porno porque nadie volvió a comprar el jabón.

La carrera de Miss Chambers fué muy fructífera a lo largo de los años 70, siendo pionera en rasurarse el vello púbico, colocarse piercings en el chochete y, sobre todo, copular con un negro, algo peor todavía que hacer porno en aquella época. Se retiró a mediados de los 80, sin haber renegado nunca de su pasado, habiendo sido uno de los pibones de la década.

En cuanto a los hermanos Mitchell, seguirían realizando grandes películas como “Sodoma y Gomorrah” (1976), la primera superproducción del porno, con un presupuesto de 500.000 dólares; y otras menos conseguidas como “Tras la puerta verde 2” (Behind the green door, the sequel, 1986) ya sin Marilyn Chambers.

Los hermanos fueron detenidos en numerosas ocasiones y en la cima de sus carreras gastaban cientos de miles de dólares al año en conflictos jurídicos. Jim era relativamente tranquilo y retraído, mientras que Artie tenía fama de juerguista empedernido, alcohólico y aficionado a las drogas. Se hicieron con un elenco de interesantes amigos, como el líder de los Panteras Negras, Huey P. Newton; y uno de furiosos enemigos, como la senadora demócrata Dianne Feinstein, entonces miembro del Consejo de Administración de San Francisco, y más tarde alcaldesa de la ciudad. Este ejemplo es ilustrativo de cómo se las gastaban los hermanos Mitchell: cuando la señora Flestein inició una campaña contra el porno publicaron su número de teléfono privado en la marquesina del Teatro O’Farrell, con el mensaje “Pase un Buen Rato. Llámela“.

Su imperio se derrumbó el 27 de febrero de 1991 cuando Jim Mitchell, armado con una pistola y un rifle, se dirigió a casa de su hermano y se hartó de pegarle tiros, acabando con su vida.

El O´Farrell Theatre le despidió celebrando una orgía como homenaje.

Los fiscales dijeron que el asesinato fue un acto premeditado provocado por una riña entre los hermanos sobre el futuro de los negocios. Jim argumentó que el tiroteo fue un accidente que ocurrió cuando trataba de persuadir a su hermano Artie de que buscara un tratamiento para su adicción a las drogas y alcohol. De lo de ir armado a su encuentro no dijo nada. Posiblemente, el folleto del centro de desintoxicación tenia forma de escopeta y ya se sabe lo que pasa en USA con estas cosas.

Aquí podemos ver a Charlie Sheen caracterizado como Artie Mitchell en la película “X-rated”, sobre la vida de los dos hermanos. Nótese el asombroso parecido… y que va camino de acabar posando en la vida real con un cartelito similar, pero a su nombre.

Asombrosamente, Artie Mitchell fue condenado por homicidio involuntario, no por asesinato premeditado, y sentenciado a solo seis años de cárcel en la Prisión Estatal de San Quentin, de donde salió libre a los tres años, en 1997. Vivió aislado, criando caballos en su rancho cerca de Petaluma hasta su muerte, 10 años más tarde, en oscuras circunstancias bastante parecidas a un suicidio.

Estas fueron la palabras que dedicó su antigua musa, Marilyn Chambers, cuando se supo que Jim había matado a Artie:

Artie vivía al borde de la locura más absoluta, y eso no podía durar para siempre“.

Como no podía durar para siempre una época de esplendor del cine erótico, donde la gente se sentaba en butacas de cine a contemplar bellezas desnudas y sexo, sí, pero tambien historias bien contadas por parte de los genios de aquél negocio, auténticos Reyes del Porno, a cuyo lado palidece el Nacho Vidal o la Lucía Lapiedra de turno.

Por fortuna, aún nos queda Livinginthepast.

Besos a tod@s.

Gran parte de la información está sacada de la web “La incineradora”, y también de algunos artículos de “El Pais”.

About these ads

10 pensamientos en “REYES DEL PORNO, por Greatmike

  1. La pregunta es:

    ¿Es necesario un argumento par el cine porno?

    Y mi respuesta es:

    O te pones como una moto viendo sexo y terminas como puedas (a ser posible con compañía), o, te pones una peli con una trama que no te deje pensar en el sexo (sobre todo si no estas disponible en esos momentos)

  2. Creo que Livinginthepast será más amante del cine de Russ Meyer o Tinto Brass.

    Lo curioso de lo que comenta Greatmike y que Slumdar pregunta es que cuanto más cine y ensayo es el cine porno, imágenes de libre interpretación sin un hilo argumental, cuanto más documental microscópico, peor considerado está. Justo al reves que el cine sin tetas, culos y coños. Hacer un documental de las poses sexuales de los animales es algo muy culto. Ya no te digo si son insectos o células cancarígenas.

  3. Respecto a esta época, no sé si habréis visto Boogie Nights, la película de Paul Thomas Anderson. Los actores principales eran Julianne Moore, Burt Reynolds (que creo que hacía de director-productor) y Mark Wahlberg, trasunto del gran John C. Holmes, imaginaros lo de grande. También salen Don Cheadle y el magnífico William H. Macy

    Está ambientada en el mundo del cine porno en la época que tú reseñas, del 70 a los 80. Aquí hay más datos.
    http://www.imdb.com/title/tt0118749/
    Y en la banda sonora sonaban temillas como estos:

    O

    Aquí las track list
    http://en.wikipedia.org/wiki/Boogie_Nights_%28soundtrack%29
    Saludos

  4. Al hilo de tu post Greatmike recuerdo haber visto un episodio de Crímenes imperfectos hace dos o tres años en que salía el caso.
    Y enlazando con el comentario de Flagrant me pregunto si en los 70 algunas películas de “arte y ensayo” como El último tango en París,El imperio de los sentidos, Salón Kitty, El Decamerón y alguna más de Passolini se consideraban pornos.
    Para distinguirlas habría que recurrir a un chiste machista: ¿Porqué se van las pelis pornos hasta el final?(para ver si se casan) ;-)

  5. ah Batua…tu consigues ver las pelis porno hasta el final? ;-)…que tio más duro…

  6. Ahora entiendo lo de tu altura cabrón. ¿A ti no te dijeron que si te matabas a pajas de pequeño n crecías o te quedabas ciego?. Serás mamón!!!:

    Un besote pichulín.

    P.D. Todo lo que tiene de bajito lo tiene de gran persona.

  7. Slumdar:

    ¿Es necesario argumento en una peli porno?

    Depende de lo que esperas al verla.

    Si solo quieres alivio físico rápido en unos minutos es evidente que no, pero si se trata de sugerir fantasías, jugar con ellas, sentir cosas además de las físicas, es imprescindible.

    El punto siguiente a tu argumento sería algo así como ¿para qué se visten de enfermeras o colegialas en algunas escenas las actrices?

    La línea que separa lo erótico del porno está en lo más o menos explícito que sea lo que nos muestran y la distancia a la que situan el plano.

    La línea que separa el porno de lo que hacían Damiano y los Mitchell está en que a pesar de que algunas escenas son explícitas, los planos son relativamente alejados y además nos cuentan cosas, el caso de Damiano, o nos la muestran con una estética hasta entonces desconocida, los Mitchell, y rompiendo tabúes como que una blanca y un negro aparecieran juntos en la cama.

    Si tienes (teneis) oportunidad, buscad un hueco para ver “El diablo y la Sra. Jones”. Comprobareis que no es porno precisamente lo que veis, sino una historia que solo se podía contar de esa manera si se quería impactar al espectador.

  8. Leyendo esto, me he acordado de esto otro:

    Aquí un fragmento:

    ”D.: ¿Cómo opera el capitalismo farmacopornográfico?

    B.P.: Es un nuevo régimen de control del cuerpo y de producción de la subjetividad que emerge tras la Segunda Guerra Mundial, con la comercialización de nuevos materiales sintéticos y sustancias como la silicona y la píldora, y la transformación de la pornografía en cultura de masas. Este capitalismo caliente difiere radicalmente del puritano del siglo XIX: saca beneficio de nuestro carácter de politoxicómanos y masturbadores compulsivos. La pornografía se desarrolla desde su nacimiento dedicada únicamente a la producción de placer masculino heterosexual. Ahora el vídeo doméstico y la ciberpornografía producen una nueva revolución político-visual. Las mujeres heterosexuales acceden a la imagen pornográfica como consumidoras.

    D.: ¿Qué es el postporno?

    B.P.: Es el efecto del devenir sujeto de aquellos cuerpos y subjetividades que hasta ahora sólo habían podido ser objetos abyectos de la representación pornográfica. A finales de los ‘80, en plena crisis del sida, las mujeres y las minorías se reapropian del dispositivo pornográfico y reclaman otras representaciones y otros placeres que cuestionan la mirada del gran eyaculador blanco heterosexual. El movimiento postporno nos enseña que la pornografía es una noción esencialmente política: no existe sin leyes y técnicas que definan los límites de lo públicamente visible, restrinjan su distribución y recepción, y regulen la mirada. Estas leyes y técnicas privilegian el placer masculino heterosexual y normalizan los modos de hacer sexo. El movimiento postporno propone una ampliación de la esfera pública pornográfica que permita miradas críticas y disidentes”.

    Y aquí el enlace a la entrevista completa:

    http://www.diagonalperiodico.net/La-pornografia-es-una-nocion.html

  9. “…Livinginthepast, el artista que en delicado equilibrio soslaya lo soez para adentrarnos en el mundo de las chicas ligeras de ropa, sin perder un solo ápice de elegancia en cada una de sus entradas.”

    Ni a mí se me habría ocurrido algo con tanta clase… Mejor que si te lo hubiera encargado!! Ahora estos cabrones pensarán que te unté durante la cena en Valencia para que lo dijeras, jejejeejeje…

    Eres grande Miguel!!, … No en vano eres Greatmike. ;-)

  10. Rodolfofierro, los últimos enlaces que has colgado, como siempre, muy interesantes. Supongo que conoces el artículo de Enrique Dans, uno de los citados en el artículo que linkeas. Se titula 15M: ciudadanos a las puertas.

    “Considerando la política como una industria en la que todos los ciudadanos son accionistas, esto anticipa que los partidos tradicionales van a mostrarse igualmente incapaces de reaccionar y que tal reacción debería provenir de un nuevo entrante o de una nueva situación que emergiese de un proceso reformador o constituyente.”

    Se profetiza la llegada de un nuevo partido.

    http://derecom.com/numeros/pdf/dans.pdf

    No hace mucho comentaba en el taberna con FreeAssociated que España estaba madurando la llegada de un salvador. Lo que me intriga no son los trovadores de la necesidad de su llegada. Lo que realmente me intriga es su rostro, y que cara tiene. Su alma ya la conocemos, nosotros y el propio diablo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s