EL “LOCO” HOUSEMAN

René Orlando Houseman (n. 19 de julio de 1953 en La Banda, provincia de Santiago del Estero, Argentina) Ex-futbolista argentino que jugaba de delantero, mayormente de extremo por derecha.

Houseman fue un jugador de extraordinaria gambeta, rápido, veloz, astuto, pícaro y hábil con ambas piernas.

En total jugó en Primera división 281 partidos y convirtió 109 goles. En Argentina jugó en Defensores de Belgrano, pasó sin pena ni gloria por River (en 1981, jugando 12 partidos con un gol), por Independiente (1984, tres partidos) y por Excursionistas, donde terminó su carrera. Pero fue en su Huracán donde descolló. Allí jugo 266 partidos convirtiendo 108 goles, entre 1973 y 1980 y entre 1982 y 1983. Allí fue Campeón Metropolitano en 1973. Un equipo que marcó una época en la historia del fútbol argentino. En la selección Argentina disputó un total de 53 partidos y convirtió 13 goles. Participó de los mundiales de Alemania en 1974 y Argentina en 1978. En el 74 convirtió tres goles (a Italia, Haití y Alemania) y en el 78 le convirtió un tanto a Perú, en la goleada por 6 a 0.

Cuando el “loco Houseman” jugaba , los wines ( de wing ) dominaban el futbol argentino , pegados a la raya . Todos tenian fama de loco.

El propio Menotti dijo que Housseman fue mas artista que Pelé , porque si bien este hacia lo que se pensaba que hiciera por difícil que fuera , René hacía lo impensable , incluso regates en el aire , al controlar la pelota salia por el lado más insospechado.

LOGROS

César Menotti estaba intranquilo la víspera del partido.  Huracán permanecía concentrada en el hotel para preparar el partido del día siguiente, pero la gran estrella del equipo no se había presentado. Pasaba el tiempo y no hizo sino aumentar la preocupación de Menotti, que se dirigió a su segundo Poncini y le pidió que le acompañara, porque creía saber dónde encontrar a René Houseman. Se dirigieron al Bajo Belgrano, la villa de la que procedía Houseman, y al llegar allí vieron que se estaba disputando un partidillo de barrio en un potrero, el picado habitual de los fines de semana. Menotti se fijó en los jugadores y vio que entre ellos no estaba Houseman. Respiró aliviado, pero la tranquilidad le duró poco, lo que tardó en dirigir sus ojos hacia el banquillo de suplentes.

Houseman estaba sentado en el banquillo, Menotti se acercó hasta él y le preguntó qué hacía allí. René le contestó: “¡Viste cómo juega el 11!”. Houseman pensaba que Menotti le estaba reprendiendo por su suplencia y no por haberse ausentado de la concentración del equipo, que al día siguiente disputaba un partido de Primera División, para jugar una pachanga con los amigos del barrio. Esta anécdota, que cuenta Ángel Cappa en su maravilloso libro ‘La intimidad del fútbol’, refleja a la perfección cómo ha sido Houseman, apodado ‘El Loco’ o ‘Hueso’, un hombre para el que la vida ha sido como el fútbol, un juego.

Aseguran que no soportaba las concentraciones y mucho menos pasarse las noches de los viernes y los sábados encerrado en un hotel. Cuentan que se escapaba para disputar partidos de barrio, pero también para salir de fiesta. En una de esas ocasiones dicen que se le fue la mano en un cumpleaños y regresó a la concentración en no muy buenas condiciones. Ese día, además, Huracán se enfrentaba a River Plate por la mañana y no por la tarde, como era habitual. Sin apenas tiempo para dormir ni para recuperarse de las consecuencias de la ‘dura’ noche, Houseman saltó al campo y más que jugar lo que hizo fue vagar sobre el césped. Así fue hasta que casi al final recibió el balón, se deshizo de dos centrales, Perfumo y Ártico, y superó al Pato Fillol en el mano a mano. River aún tuvo tiempo para empatar, pero el encuentro siempre fue recordado por el golazo marcado por un Houseman casi recién llegado de fiesta. Fillol declaró al respecto: “Me parece terrorífico que eso haya pasado. No habla bien de Houseman ni del cuerpo técnico”. El mismo René contó después que tras convertir el gol se hizo el lesionado, pidió el cambio y se fue directamente a casa a dormir. Así lo contó él :

“Una tarde me presenté en el estadio para jugar el partido directo desde un cumpleaños de la noche anterior, con por supuesto un estado de ebriedad total. Cuentan que me hicieron duchar como una decena de veces… y tomar varios de litros de café. Jugábamos de local contra River. Entre lo que más o menos recuerdo y lo que me contaron… Cero a cero el partido, cuarenta y un minutos del segundo tiempo: parece que fui a buscar una pelota, proveniente de un pase de Russo…avanzando en diagonal de derecha a izquierda eludí a uno (a Héctor Osvaldo López), la tiré larga entre los dos defensores centrales (uno era Perfumo y el otro Ártico) y cuando desde el arco me salió Fillol en el mano a mano, amagué, lo eludí y la crucé suavemente con la pierna derecha. Modestamente, un golazo. Luego dicen que quedé tirado en el piso riéndome. Tras eso me hice el lesionado, pedí el cambio y me fui directo a dormir a mi casa. Comentan que la gente (ignorando inclusive mi situación de ese momento) me despidió con su tradicional: “Y chupe, chupe, chupe… / No deje de chupar… / El Loco es lo más grande / del fútbol nacional’… ¡Hice un gol borracho!”.

Muy similar a George Best , fue alcohólico y eso es lo que mató su carrera futbolistica pronto. Sucesor entre los argentinos de Orestes Omar Corbatta y de Angel Clemente Rojas, en cuanto a juego y a suerte corrida en la “vida civil”, quizá el jugador con el que más se lo pueda emparentar sea con el mítico Mané Garrincha (dentro y fuera de la cancha), aunque este ganó dos mundiales, pero René ha vivido más que él.Dueño de mil anécdotas, quizá esta frase dicha como respuesta en una entrevista lo pinte de cuerpo entero.

– “Si no hubiese sido futbolista, ¿a qué se hubiera dedicado?”
– “
A mirar minas” – respondió el loco Houseman

En una ocasión, Fatiga Russo (número 5 de Huracán), pasó a buscarl, como era costumbre para llevarlo al entrenamiento, tocó la bocina y le gritó:

“Vamos, Hueso, que es tarde…”
Y René le contestó:
“No, hoy no voy… ¿No ves que es Carnaval y estoy jugando al agua…?

No hay muchos videos en la red de houseman, espero que esto os habrá la curiosidad e investiguéis en la vida de este sin duda , otro MALDITO JUGÓN.

Aqui hay un gol de Houseman en el mundial del 74 a Alemania.

Anuncios

10 pensamientos en “EL “LOCO” HOUSEMAN

  1. La pequeña enciclopedía que estás recopilando a este paso se va a convertir en mítica. No te olvides de defensas y porteros. Los grandes olvidados.

  2. El Loco Houseman es un mito en Argentina. Quizás el Campeonato del 78 le llegó un pelín a destiempo, jugando la semis y la final un cuarteto delantero con Luque (y sus greñas y bigote a lo Pascual González), Bertoni, Ortiz y Kempes, con Ardiles detrás (anda que Menotti no arriesgaba, qué va…). Houseman salió en la final en la segunda parte. Un fiera, un gambeteador, un retador…

    Muy bueno, Capo, y muy apropiado para tu serie. Thanks.

  3. No había escuchado hablar jamás de Houseman, pero desde luego era todo lo contrario a un “hombre de casa”.
    No me explico como hoy en día nos atrevemos a criticar a juerguistas como Ronaldhino, Guti, Sneider y compañía, comparados con estos malditos jugones son meros angelitos.
    Me pregunto en que momento se dejo de lado el vivir y sentir el fútbol (=deporte) de esta manera y se pasó al profesionalismo que llega a exacerbar tanto. Lo de siempre: ganas más dinero, pierdes libertad.

    Saludos y enhorabuena por tu serie Capo.

  4. MÁS LOGROS:

    Sobre el mundial de Argentina 78:
    “En el mundial 78 andé mal por que estaba muy entrenado”.

    Sobre su poca disciplina ante los entrenamientos:
    “Yo entrenaba siempre… cuando iba”

    Fantino le preguntó: ¿Cuál fue tu mejor momento, el momento en el que física y mentalmente estuviste mejor?
    “Bueno, yo del marulo nunca estuve bien”.

    Sobre Bilardo:
    El Loco lo acusa por un crimen que le parece imperdonable: haber matado al wing. Entiende que el fútbol es para divertirse y que si no, no sirve para nada.

    Sobre Passarella:
    “Era un pelotudo. Cuando Passarella jugaba era un asqueroso y ahora se hace el fino con lo del pelito corto. Dejame de joder. Ponía mierda en los picaportes, era un hijo de puta. Ese tipo no existe”

    Sobre Maradona:
    “Dios no tiene comparación” (ver la entrevista que enlaza thevpi)

    Pero es tan GRANDE el Loco, tan libre, que se atreve a blasfemar: “Diego incendia al pibe porque quiere seguir siendo un mito, el mejor en la historia, la historia argentina al menos (…) Lo sabotea. Aunque para mí Leo ya es mejor que Diego. Ahora le van a dar el Balón de Oro. En Argentina, Maradona lo manda defender, no le pone medios como Bolatti… Imposible. En el Barcelona, Messi tiene a gente como Xavi y como el 8 ése… (en referencia a Andrés Iniesta)

    http://momento24.com/2009/11/12/segun-rene-houseman-maradona-sabotea-a-messi-para-mantener-su-mito/

  5. Le oí decir a valdano que en el73 en huracán , cuando recibia la pelota el loco a tres cuartos de cancha , no habia solución , o le hacian penalti o te vacunaba.
    Esta gente entendia el juego sin dramatismos , quitando la esenia de negocio , y asi hastalosseriosdel futol serio tenian que rendirse a sus pies.No hay bilardos , lementes , capelos que domen a estas fieras,ni antes ni ahora.

  6. Decididamente mi memoria es un disco duro que solo procesa información cuando ha desaparecido otra. Si no, no lo entiendo.

    Recuerdo ese gol en el mundial cuando era un criajo de 10 años y veía a Ayala que creo deambulaba por el Atlético. Kempes creo que aun no estaba en Valencia y Fillol de portero.

    Dios, Capo, como me transportas con esas sensaciones. Por aquellos tiempos cuando uno no entendía ni papa de tácticas y estrategias (guiño a Benedetti) esas selecciones me parecían de otro mundo. Alemania, Brasil, Italia, esa fue mi primera percepción que en el tiempo va quedando, pero Argentina siempre me dejaba un sabor especial, nunca supe porqué, de hecho hace mucho tiempo me parecen unas de las selecciones que practica un futbol aburrido hasta lo tortuoso.

    Pero me quedo con aquellas sensaciones que el descubrimiento que adereza la niñez te hacen vivir.

    Eso sí, capullo, al final lo que consigues es que me dé cuenta de lo mayor que voy siendo. Igual es premeditado, pero de eso hablaros algún día en persona.

    Un abrazo crack.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s