JELENA, LA PRINCESA GUERRERA por livingthepast

se abre la puerta...

Queridos amigos, la puerta se abre para mostraros...

de profesión, tenista

...la historia de Jelena Dokic.

Sí, Nadal, Liang, los círculos flagrantianos… De profesión, tenista. Y de las buenas. Pero, sin embargo, esta historia que os voy a contar es bastante triste… O por otro lado puede ser considerada como una historia aleccionadora de superación (como seguramente a ella le gustará que la veamos). O como una historia de amor platónico adolescente…

Aproximadamente hará unos 10 años, cuando un adolescente que, muy posteriormente, daría en conocerse como ‘livinginthepast’, de 22 añitos (la edad daba igual, pues seguía pensando, actuando y viviendo cual adolescente de su época), descubrió a esta… chica?? ESTA JOYA. Eran los tiempos en que la Kournikova acababa de aparecer, subiendo un escalón importante en lo que hasta entonces suponía la belleza de las tenistas, y provocando el tsunami posterior que ya todos conocemos y que ha desembocado en lo que ahora nos parece algo tan normal dentro de este deporte, o de cualquier otro. Ella fue la pionera, sí, los méritos hay que reconocerlos, pero… Despacito, casi de puntillas, sin hacer apenas ruido, al poco apareció ella. Mi Jelena.

su vida entonces: peluches y... una raqueta

Lo de apenas ruido es una manera bastante liviana de hablar, pues ella apareció de repente, abriéndose paso a raquetazos, derribando rivales importantes y ascendiendo meteóricamente a la cima de la WTA. Y, a la vez, como Kourni, no sólo sorprendía por su precocidad, sino también… Su rostro angelical (ah, dulce pederastia…) y, sobre todo, sus formas de mujer, la hacían estar en un plano equivalente o superior a la ya archifamosa. De su juego no vamos a hablar pues, a pesar de su legión de detractores/envidiosillos, Kournikova sí llegó a ser una tenista importante, aún a pesar de no conseguir título alguno (llegó a disputar 2 ó 3 Masters), que a algunos la memoria y el conocimiento sí nos llega, pero… Qué más daba eso? Yo fui de Jelena desde el primer momento en que la ví (y eso que la Kourni también me había pegado bien fuerte). Por todo: era su fino cabello rubio, sus dulces ojos claros, sus piernas talladas cuidadosamente haciendo honor a sus compañeras de profesión, sus… eso que las otras no solían tener, coño, no lo vamos a dar masticado; y esa forma tan agresiva, a la par que plástica, de desenvolverse en la pista, que no tardaría en darle réditos (5 títulos WTA y nº4 en la clasificación mundial). Se podían perder la Kourni, la Hingis, esas Aranchas y esas Conchitas carentes de glamour (y eso que hace esos años apenas el gran Boris nos había dado a conocer ese término), y las que pudiesen venir. Yo me había enamorado… De la única forma posible, platónicamente, sólo como en esas edades uno puede hacer.

Pero como las historias de LA BELLEZA EN ESTADO PUROamor imposible es lo que tienen, ella, de repente, abruptamente, o, como diría Forrest Gump: “así, sin más… desapareció”. No se sabía apenas nada… Bueno, en el plano deportivo. Sí se supo que, los en teoría problemas físicos que supuestamente padecía, en una versión posterior tornarían en problemas familiares. Su padre, Damir Dokic, un asqueroso malnacido (por ser contemporizador), que hasta entonces había conducido su carrera con fría mano de hierro, comenzó a hacer de las suyas: le obligó a cambiar de residencia, regresando a su país natal, Serbia (ella había estado afincada en Australia y, de hecho, poseía esa nacionalidad prácticamente desde su nacimiento), intentando por todos los medios enemistarla con toda la gente de nuestras antípodas (cosa que, afortunadamente, no logró conseguir, ya que, me da la impresión, yo no era ni mucho menos su único adorador por aquellos entonces, toda una legión), obligándole a cambiarse la nacionalidad, montando escándalos cada vez más numerosos y de creciente magnitud en cualquier torneo por donde ella pasara… Para qué entrar en detalles, todos lo podréis imaginar. Para una chica de apenas 20 años, un infierno.

con el puto ogro maligno

Ella intentó, a pesar de todos los problemas, y de que le cerraran las puertas en varios torneos y países (foto de arriba: con semejante compañía, es normal… pero cómo pueden compartir estas dos personas un mínimo de material genético?????), proseguir con su carrera, pero… Es evidente que ya no podría volver a ser la misma. Sólo pensar, lo que suele suponer la figura paterna para una mujer (y es evidente, por sus declaraciones en sus primeros años, que ella le adoraba), y lo que le pasó a esta chica… Eso es un trauma incurable, es que te falle lo más esencial, lo más genuino, el pilar más importante de tus emociones. Cualquier otra en su lugar, juguete roto de la fama, se abría quitado de enmedio, seguramente. Según ha dejado entrever, la propia Jelena lo llegó a pensar, pero…

Hace poco más de un año, Jelena apareció en las pistas de Australia (los que seguís 13t y sus comentarios regularmente, lo recordaréis). Con unos abdominales no tan bien delineados como antes, 7 años más y unas tenues facciones de sufrimientos pasados, para volver a ganar, pasar algunas rondas y decirnos que sí, que era ella, que había vuelto.

“He tenido que pasar por muchas cosas, muchos temas familiares”, rememora la tenista australiana de unos tiempos en los que parecía haber entrado en barrena aunque, por fortuna, su novio, Tin Bikic, estuvo siempre a su lado y la ayudó a superar una depresión aguda de dos años. Hace más que no sabe de Damir pero, lo más doloroso, es que también ha perdido la relación con su madre, Liliana, y su hermano menor, Savo. “Lo que más lamento es con respecto a mi hermano, que es ocho años menor. No he tenido contacto con él hasta hace unos meses”, explica Dokic. No saber de Savo fue “lo más difícil que tuve que enfrentar… Y siento que les he perdido”. Pero como la esperanza es lo último que se pierde, Jelena ha iniciado contactos con su madre y hermano para reconstruir su relación aunque sabe que “será difícil”.

LA PRINCESA GUERRERA

“He estado en el infierno y he vuelto. Es un milagro”, espetó, entre lágrimas, tras lograr su primera victoria en un torneo de Grand Slam desde 2003. Y la logró en Australia, tras ganarse su plaza en los torneos que permiten optar a una invitación al primer ‘grande’ de la temporada. “Nadie sabe lo que esto significa”, concluyó.

Pues eso. Es una cruda historia, pero, al menos de momento, el final es feliz. Ella ha resucitado de entre los muertos. Para contarnos que su padre abusó de ella. Que le separó del resto de su familia. Que vió el abismo ante sus ojos, profundos como él… Hasta que un día se dió cuenta de que no merecía la pena, que había gente que estaba mucho peor, “gente en silla de ruedas, gente desgraciada de verdad”, que merecía la pena luchar e intentar volver a disfrutar con lo que había sido su pasión. Por eso lloró al volver a saborear una victoria, con su eterno rostro de niña, en su querida Australia, de donde nunca debió irse.

Y colorín colorado.

victoria

Hoy día, Jelena sigue, con más o menos fortuna, intentando volver a ser importante en el circuito (creo que es 74ª del mundo) y disfrutándolo cada momento, tiene una página web completísima, que sus ingentes fans cuidan al día con esmero, y entre los cuales es conocida como “LA PRINCESA GUERRERA”, por su belleza, su agresividad en la pista y, aunque quizá ellos no lo sabían cuando se lo pusieron, lo que ha luchado en la vida para poder llegar donde está.

que ocurrencias...

Simona Halep

Dicen incluso que se ha operado los pechos para reducirlos, debido a que su creciente desarrollo le hacía imposible poder sacar lo mejor de sus golpes (cosa que lamentará, más tarde, y lamentamos todos nosotros desde ahora)… Ya ves, Karmante, hay más Simonas Haleps sueltas por el mundo, para desgracia del género masculino.

Pero, así y todo, qué queréis que os diga… Pasarán Simonas, Sharapovas, Dementievas, Ivanovics, Andys Roddicks cambiados de sexo… Que yo seguiré enamorado de Jelena. La habría, de hecho, nombrado madrina de la sección, pero bueno… Supongo que lo de los amores es algo muy personal.

Para mí, ella siempre será única e irrepetible.

Ya véis, no todo es chicha… De vez en cuando, uno se pone algo ñoño…

14 pensamientos en “JELENA, LA PRINCESA GUERRERA por livingthepast

  1. Pues sí Living, no sólo de chicha vive el hombre, pero esta chica no tiene nada que envidiar a la kournikova, ni tampoco le falta chicha. Es un bellezón. No la conocía porque no sigo el tenis, per me ha impactado, si cabe, todavia más, la historia de su padre (genero humano, ni los animales hacen ciertas cosas) que su belleza, que es mucha.

    un saludo.

  2. Esto sí. Por aquí vamos bien. Me encanta.

    Además, recuerdo los escándalos protagonizados por su padre…

  3. Ya ves Living, si te esfuerzas nos convences a todos. Un abrazo Doc, ;-).

    La verdad, se me hace un poco complicado pensar en las bondades de J. Dokic sabiendo por todo lo que ha pasado, pero la verdadera belleza no puede ser destruida ni por este tipo de elemento llamado padre.

    Saludos.

  4. Justo igual, me enamoré de ella desde que la vi, en aquellos años en que la vestía Fila con un vestidito azul y blanco… A la vista de cualquier varón, simplemente maravillosa… Para los amanates del tenis, una delicia. Juntaba, de verdad, lo mejor de todo lo que se podía desear: el rostro, el cuerpo, el tenis, la inocente alegría que manifestaba en su victorias, en sus entrevistas… Y a Damir.
    Todavía sigo todos sus pasos, sigue siendo, para mí, la máxima expresión de la belleza (no sé cómo o por qué, porque para empezar nunca me han llamado las rubias, pero desde que la vi…) Y en fin, Jela, tan bella, además es fuerte. Y el bueno de su novio le generó la desoncentración que le costó ser eliminada en primera ronda de Australia: poco antes del torneo protagonizó un escándalo en un avión (de una línea aérea que patrocina a Dokic), casi los arrestan al bajar, la aerolínea amenazó con retirar el aptrocinio a Jelena, y circuló un video donde se le veía discutiendo con él y terminaba con los ojos llorosos, sentada mientras debía estar entrenando, apenas un par de días antes de su debut en la gran cita.
    Quien sabe el valor de la estabilidad emocional en cualquier aspecto de la vida, sabe lo duro que pudo ser esto para ella. Quien ha jugado al tenis, sabe la importancia de mantener la concentración, la indispensable estabilidad extra-cancha par apoder rendir dentro. Que le rpegunten si no a Rafa por el divorcio de sus padres.
    Así y todo, Jelena sigue luchando y por ello me parece, si cabe, aún más hermosa.
    Pendiente, como siempre, de ella, llegué a este blog. Felicidades por la entrada.

  5. Bueno, que puedo decir, ante semejantes comentarios… Esto vale mil veces más que 8 millones de entradas. La “aprobación” del Sgt. Peppers-Docass ya vale un potosí, pero la agradable sorpresa ha sido toda la historia paralela de nuestro espontáneo seguidor, El Ochero.
    Celebro alborozado poder compartir amor platónico por semejante musa, y muy sorprendido por esa reciente historia que, of course, ni en su página web podríamos encontrar. Hasta cuándo va a tener que pelear, nuestra eterna princesa… Muchas veces he imaginado, desde que la conocí y supe de sus problemas, como podría mimar, cuidar y secar esas lágrimas yo mismo, si los dioses algún día me hubiesen concedido la improbablemente remota posibilidad de poder atender una flor tan especial… Pero luego pensaba en que uno también es humano y se puede equivocar y, quién sabe, quién puede estar preparado para estar con una mujer así, 1º, y saber ayudarle a llevar todas esas circunstancias, después. Hay que ver, que maravillosamente gratis es esto de soñar…

  6. Al final, como siempre, me enrollo y se me escapa lo más importante, el cumplir como haría buen portugués: agradecimientos a El Ochero, y al Capitán Flagrant por la edición posterior de la entrada (supongo suya), la ordenación del caos (esta vez ya no vale la excusa de “esqueerala1ªvezynomeenterabaynomediotiempo”, es que, directamente, tras repetidos intentos de cuadre, fui consciente de mi ineptitud, personal e informática, para este tipo de trabajos).
    Siempre a su servicio.

  7. Debo estar muy mayor, o debo estar muy salido, o deben gustarme todas…

    o todo a la vez…

  8. Angelical, Living. Y encima taaaaaaannnnnnn maltratada… Sí, dan ganas de cuidarla.

    😉

  9. Recuerdo haber visto a Jelena, por primera vez, en una entrevista que le hicieron a pie de pista en el abierto de Australia del 2009. Entonces pensé que no tenía más de 20 años, así que me sorprende mucho saber que tendría ya unos 27, parecía mucho más joven, casi una adolescente. Supe entones algo de sus problemas con su padre, pero no fui consciente de toda la historia. Desde luego se necesita de un caracter fuerte y luchador para no dejar que algo así te hunda. Ojalá que tenga suerte en el futuro en el terreno afectivo.
    No sigo la WTA porque sinceramente no me da tiempo ni de seguir la ATP como me gustaría, pero amenudo leo quejas sobre la falta de consistencia en las tenistas del circuito. No sé, teniendo en cuenta que la media de edad de las tenistas es mucho menor que la de sus compañeros del circuito másculino, me parecen unas críticas bastante exageradas. Muchas chicas que siendo aún, o casi, adolescentes, tienen que aguantar la presión de la competición y viajar, en muchos casos, con miembros de su familia (padre o madre) además de sus entrenadores, y todo eso mientras su personalidad va cambiando y madurando, con todo lo que ello conlleva. Creo que hay que ser muy fuerte para aguantar todo eso.
    Living, me ha gustado mucho este post. Gracias por compartir algunos de los sentimientos que ha provacado en tí Jelena desde que la viste por primera vez.

  10. Y como este es tu rinconcito en el Flagrants, supongo que será el mejor lugar para dejarte los enlaces de los que hablamos.

    El primero es el de la galería de fotos de VamosBrigade, lugar de cita de much@s fans de Rafa de todo el mundo. La galería es muy extensa, con fotos de Rafa tanto dentro como fuera de la pista y ordenadas por años (algunas datan del 1986); en serio, no sé como se las arreglan para conseguir algunas de ellas:

    http://vamosbrigade.smugmug.com/Rafa-Pictures

    Y la segunda te llevará a una galería también muy extensa de fotos, sólo que desordenada… pero algunas fotos son alucinantes:

    http://www.imageshack.us/new_search.php?q=rafa%20nadal

    Y no sé, si hay algo más en lo que te puedo ayudar…?

    Un abrazo! … y saca guapo al niño eh! … que se merece lo mejor.
    Rafaaaaaaaaaa!!!!! :o)

  11. No sé cómo, Liang, has conseguido dar con el hombre más desaparecido entre los desaparecidos del mundo mundial. Justo cuando estaba a punto (con bastante retraso esta semana) de ponerme a confeccionar mi post semanal de Nadal, recién calentito y salido del horno, han aparecido tus links (si me lo llegas a poner en 13t, fijo que ni los veo). Así que esto servirá para ponerle la guinda al pastel. Gracias por todo, y espero que te guste (pues es obvio que este post va dedicado casi exclusivamente a ti); bueno, y a muchos otros tontorrones, que yo sé que les pone.
    HAS CONSEGUIDO LA EXCLUSIVA ANTES DE PRODUCIRSE LA NOTICIA!!! 😉

  12. Como dije, sigo pendiente de ella, y como escribo desde México, estuve viendo todos los partidos en la madrugada (la semana previa la seguí, también por internet, en Francia, hasta su derrota ante su amiga y excompañera de dobles, Kim Clijsters). Ya sabrás lo contento que me he puesto.
    Lo que no puedo creer es que tú recuerdes tu post. Y aunque en efecto, el círculo se haya cerrado, verdaderamente espero que la historia continúe.
    Saludos.

  13. Los amores platónicos nunca se olvidan, Ochero. Y tampoco todas las “gilipolleces” que puedan hacerse en su honor. Es sólo que los años te van haciendo un poco descreído… Yo no la seguía, realmente tampoco esperaba nada de ella (para mí ya era especial, aunque no volviese a ganar), pero…
    Un final así es perfecto, es utópico, es como de película; nada aplicable a la realidad de hoy. Es como los Beach Boys o Blondie consiguiendo un nº1 veintitantos años más tarde, como un jugador de basket metiendo 40 puntos en un partido a los 40 años. Parece una princesita de cuento, pero ella tuvo que andar la senda opuesta a Kournikova o Sharapova…
    Es una fábula en el siglo XXI. Sólo espero que, algún día, con ella ya retirada (y espero que estable y feliz), la gente se acuerde de esto. Y no se llenen tanto la cabeza con otras cosas que nos venden como gestas en tiempos en que la mediocridad es una virtud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s