MATTHEW “LE GOD” LE TISSIER por angelcapo9

La historia de los malditos jugones arranca un día en que en el blog de flagrant en una entrada suya, le hice referencia a este genio del fútbol, fiel a unos colores toda su vida. A partir de ahí comienza esta serie.

Para los que no le conozcáis, veo lógico introducir este jugador en la lista para disfrute de todos.

Nació en Guernsey, el 14 de octubre de 1968, una isla situada en el Canal de la Mancha, entre Inglaterra y Francia. Fue uno de los mejores futbolistas de Inglaterra de las últimas décadas, sin  embargo, hubo un factor para que Matt no fuera tan reconocido como ellos, su amor a los colores de un equipo, el Southampton F.C., más acostumbrado a luchar por evitar el descenso que por optar a cotas más altas. Matt dedicó toda su carrera al club de sus amores. Por allí pasaron jugadores que, más tarde o más temprano, terminaban aceptando un contrato para defender a otros clubes de mayor prestigio y objetivos. Él no, él decidió ser fiel a los Saints hasta convertirse en prácticamente un Dios entre los aficionados que, semana a semana, acudían al Victorian former ground (The Dell) donde era lo recibían al grito de “He is God, Le God!”. Vistió la camiseta del Southampton en algo más de 500 partidos entre liga, Copa y Copa de la Liga, anotando más de 200 goles en quince temporadas (1986-2002).

Sus mejores años fueron, sin duda, desde la temporada 89/90 hasta la 94/95. En esos seis años, Le God anotó la nada despreciable cifra de 96 tantos.

Le fue concedido el título de “Freedom of the city” (libertad de la ciudad) por el consejo de Hampshire.

Con la selecciòn de inglaterra solo disputó 8 encuentros, si duda motivado por jugar en uno de los equipos denominados pequeños. Le Tissier pudo elegir si jugar con Francia o con Inglaterra. El propio Matthew llegó a afirmar en una ocasión que si hubiese sido italiano o francés habría disputado muchos más partidos internacionales. Aún así, nunca se arrepintió de su decisión de defender a los tres leones.

Incluso pudo elegir alguna que otra selección nacional porque los nacidos en las Channel Islands pueden ser convocados por cualquiera de las Federaciones de Fútbol del Reino Unido (Escocia, Inglaterra, Gales o Irlanda del Norte). Aunque se rumoreó que pudo jugar con Escocia, nunca ocurrió.

Lo que hace diferente a Le Tissier en na época de mercantilismo y negocio en el fútbol , és precisamente todo lo contrario , el amor a unos colores y la fidelidad a un club, rechazando llamadas y libras de clubes tan poderosos como Liverpool y Manchester United.

Su forma de jugar era carrera limpia, con el balón siempre controlado. Cabeza arriba e inteligencia. Un disparo maravilloso con ambas piernas. Y siempre algo de imaginación. Muchos de sus goles fueron con toques distintivos de su calidad. Perfecto lanzador de penaltis, sólo falló uno de cincuenta en su carrera deportiva, y temible en las faltas directas. También remataba de cabeza. Su toque era estético y siempre buscaba la innovación.

LOGROS.

-Un avión de la compañía Flybe con sede en Guernsey lleva su nombre y un bloque de edificios de la ciudad de Southampton, construido sobre lo que antes era el estadio del equipo (The Dell) también se llama Matthew Le Tissier.

-En todos los accesos hasta la ciudad conocida como ciudad de los santos, uno puede leer un curioso cartel a la entrada de Southampton, que reza así: ‘Welcome to Southampton, you’re entering the country from Le God’. [Bienvenido a Southampton. Está usted entrando en el país del Dios]. De ese letrero podría inferirse que la comunidad de habitantes de Southampton es muy religiosa, lo cual es cierto, aunque basta un cuarto de hora en el corazón de la ciudad para descubrir que, para los doscientos mil vecinos de Southampton, el concepto de Dios tiene su raíz en el fútbol. En la ciudad desde la que zarpó el Titanic, el título honorífico de Dios de Southampton es para un futbolista. Un tal Matt Le Tissier.

-Respecto a su mote , él dijo una vez “Me llamaban Le God, pero podría haber sido Matt The Fat [Matt el gordo]. Bebía tanta cerveza antes de los partidos que a veces me pesaba el culo. También me pasaba con las hamburguesas y el chili”. “Cuando me llamaban Dios, no sabía qué decir, sobre todo si me cruzaba con un cura. Yo no era Dios, claro“.

– De su amor a los colores , esta frase “Es fácil jugar en el Manchester United o en el Liverpool. Yo prefiero jugar al borde del abismo, con presión, sacando a un equipo de bajar a Segunda. Jugar en los mejores clubes es un reto bonito, pero hay un reto mucho más difícil. Jugar contra los grandes y ganarles. Yo me dedico a eso“.

Según cuenta, su mejor compañero fue  Ronnie Ekelund , jugador del Barsa B (imaginad el nivel del equipo) , y comenta a raiz de la llamada de los grandes:  Antes de un partido en casa, Matt me comentó que el Chelsea le había hecho una oferta de tanto, tanto dinero, que la vida de los hijos de sus hijos estaría resuelta. Luego se calzó las botas, se puso la camiseta con el siete a la espalda y me dijo que él no valía todo ese dinero. Aquel día ganamos, Matt marcó un golazo, se duchó y se fue a casa. Nunca devolvió la llamada al Chelsea“.

La única prueba existente de que Le Tissier era humano, y que estaba hecho de carne y hueso, había llegado un año antes, un 24 de marzo de 1993, en un partido de la First Division. Hasta entonces, ‘Le God’ había anotado todos los penaltis que había chutado. Aquella tarde, Matt había marcado un golazo, y tenía en sus botas la oportunidad de empatar la contienda ante el Nottingham Forrest de Roy Keane y Nigel Clough, el vástago del mítico Brian Clough. Le Tissier cogió la pelota, la colocó en el punto fatídico, cogió carrerilla y pateó, para sorpresa de todos, de modo defectuoso. La pelota salió mordida y Mark Crossley, el meta visitante, alargó la mano para despejar la pelota y conjurar el peligro. Crossley, siempre recuerda aquella parada como un fenómeno extraño.

Él era un seguro de vida, pero la pegó mal y lo paré. Ganamos 1-2 y, después del partido, Matt se me acercó y me dijo que algún día tenía que fallar, y que esperaba que mi parada me diera buena suerte para jugar algún día con mi selección“.

Aquella tarde no lo sabía, pero años después, Mark Crossley, que llegaría a ser el portero titular con la selección de Gales, pasaría a la historia como el único portero que fue capaz de detener un penalti a Matt Le Tissier. Después de casi 16 años en el Southampton, ‘Le God’ anotó todos y cada uno de los que lanzó. Ejecutó 50 penaltis y anotó 49. Después de fallar ante Crossley, nadie volvió a detenerle una pena máxima.

-Esta frase pronunciada por le God resume su filosofía: “No estamos aquí por mucho tiempo, pero si para pasar un buen rato bueno”. Y ahora pasemos a su video, hay multitud si buscais por lared, aqui salen sus 10 mejores goles, son para flipar.

Anuncios

16 pensamientos en “MATTHEW “LE GOD” LE TISSIER por angelcapo9

  1. Joder, qué bonito. Todavía hay románticos, incluso en el futbol. Gracias por la historia.

  2. Cierto, angelcapo9. Tú me lo descubriste así que podríamos decir que eres el San Pablo del flagrant’s.

    Me encanta esta sección y el formato que utilizas. Esa forma de trazar itinerarios futbolístico a traves de anécdotas que sirven para definir un perfil preciso de estos jugadores fabulosos.

    Cuando se leen estas historias es cuando aprecias la grandeza de este deporte. Como sienten el futbol, como compiten, como lo viven, es toda una muestra de como son.

    Nacho si le das a la sección -categoría “Malditos Jugones” podrás ver otros míticos que ha colgado angelcapo9.

  3. Ayer, Capo, comentabas sobre la integridad de este tipo de personas. Yo, personalmente me quedo con eso, en esos casos el deporte es coyuntural y su forma de expresión, pero ya hemos hablado de la esencia, y hoy por hoy, es lo que me interesa.

    Que haya alguien capaz de hipotecar parte de su futuro económico por amor (a lo que sea) es digno de elogio, y sobre todo digno de admiración. Es lo que queda una vez acabas tu carrera deportiva; la satisfacción del deber cumplido. En un mundo en donde somos esclavos de los números, en el que somos capaces de cambiar de opiniones en función de esas circunstancias económicas, en el que todo lo medimos bajo ese prisma, y sobre todo, en el que esa es la única referencia.

    Me alegro que de vez en cuando encuentre personas como esta, que seguro tendrá sus lagunas, pero que ha hecho de esa cualidad un estandarte para todo lo que le rodea.

    Capo, igual no somos tan cascarrabias y lo único que nos pasa es que estamos hasta los cojones de gente que solo quiere notoriedad, dinero o simple y llanamente fama, en cualquier caso nos quedan unas cervecitas para discutir de esto humano y de lo divino que es no parecerse a los demás…

  4. Muy bonita historia.
    Me imagino lo afortunados que se debían sentir los dirigentes de su club por contar con alguien como él en el equipo durante tantos años.
    Impresionante que fallara uno sólo de entre 50 penaltis.
    Y precioso ese homenaje que la ciudad le hace en cada cartel de entrada a ésta. ¿Qué pasará por su cabeza cada vez que vea uno de estos carteles?

    Me gusta mucho como lo cuentas y he disfrutado leyendo. ¡Gracias!

  5. Me acuerdo de esos reportajes de “El Día Después” en los que casi cada lunes Maldini nos ponía videos Le Tissier…qué tío mas lento!!! y qué bueno que era Dios mío!!

  6. por partes:
    – Muy bueno lo de Le Tissier, una historia fantástica, y muy bien contada.
    Me ha llamado mucho la atención esto: “Yo prefiero jugar al borde del abismo, con presión, sacando a un equipo de bajar a Segunda. Jugar en los mejores clubes es un reto bonito, pero hay un reto mucho más difícil. Jugar contra los grandes y ganarles. Yo me dedico a eso“.
    Lo podría firmar cualquier jugador de Osasuna, de mis rojillos. Tienen un extra de motivación cuando viene el Madrid o el Barça, que el resto de la temporada se esfuma misteriosamente, para acabar haciendo cuentas sobre los puntos que nos faltan para la salvación.
    El parecido acaba ahí, porque si viene una oferta multimillonaria…
    – Y el video del Athletic, Flags, sensacional, qué recuerdos me trae. La relación entre Bilbao y el sur de Inglaterra es fortísima: la ruta marítima con el acero de Altos Hornos ha unido tradicionalmente los dos puertos, y ahora el ferry, el Pride of Bilbao (muy bilbaíno el nombre, eh?). La Arquitectura tradicional es una mezcla curiosa de estilo campiña inglesa y caserío vasco, y multitud de apellidos ingleses se mezclan con los vascos en el Botxo.
    O sea, que culturalmente, Bilbao es muy “british”, así como La Bella Easo es una ciudad afrancesada.
    Yo sabía que habían empezado a jugar a futbol los marineros que venían a puerto, y que ahí arrancó el club, pero confieso haber mirado la wiki para tu pregunta, Flags. Copio:

    En 1910, el Athletic le encargó a su directivo Juan Elorduy, que aprovechando su paso por Inglaterra, comprara 50 camisetas arlequinadas en azul y blanco, para repartirlas entre el equipo bilbaíno y su filial de Madrid. La tarea a príori parecía sencilla, ya que el Athletic solía comprar asiduamente sus camisetas al Blackburn Rovers Football Club, que vestían de la misma forma. Sin embargo, en aquella ocasión resultó que las camisetas estaban agotadas o no disponían del número de ejemplares suficiente. Por lo que el directivo se volvía con las manos vacías. Ya en la ciudad de Southampton, a punto de embarcar en su regreso a Bilbao, Juan Elorduy como última alternativa adquirió las camisetas al equipo local, el Southampton Football Club, que casualmente vestían con una camiseta a franjas rojas y blancas, los colores de la bandera de Bilbao, además de unos calzones y medias negros. Así pues, se presentó en Bilbao con las 50 camisetas rojiblancas, 25 de ellas se las quedó el Athletic y el resto fueron cedidas al equipo filial, el Athletic de Madrid, que años después se independizaría del club bilbaíno. Para diferenciarse del Athletic, el club madrileño continúo jugando con los calzones y medias azules de la anterior equipación.

  7. Muy bueno capo. Yo recuerdo a “Le Ti” (ya ves que todo son sinapsis o círculos) en los resúmenes que hacía canal 33 hace unos años. Siempre salía en las mejores jugadas de la semana. Desconocía su idiosincrasia personal y la has contado muy bien.

    Espero que sigas con los malditos, son los más interesantes. Siempre habrá quien nos diga que esto es otro tiempo, que la lealtad a algo o a alguien está caduca, cuando en realidad, el tiempo de los que creen nunca ha pasado y siempre es un tiempo de ir en sentido opuesto.
    Recordando a Saramago que decía, la única manera de pensar es pensar a la contra, sin duda le God lo hacía.

    Saludos rapero.

  8. Algo había leído de la historia de cómo el Athletic llegó a vestir de rojiblanco, pero no sabía las coincidencias con el Southampton. Gracias por la aclaración, me interesa porque soy de Bilbao que efectivamente tiene muchos apellidos ingleses o de origen inglés, aunque poco queda ya allí de la ciudad industrial y portuaria que fue fundamentalmente hasta hace unas décadas. Ahora está más bien volcada al turismo a partir del Guggenheim, con mucho éxito, todo hay que decirlo.

    Aun siendo de Bilbao, por conexiones familiares me hice del Deportivo, en una época en la que resultaba muy romántico (91, 92, 93 y después) hacerse del “Superdépor” que se alzaba como alternativa sólida milagrosa a la dictadura de Madrid y Barcelona. Pasaron aquellos tiemp0s, ahora cada año a salvar la categoria con grandes técnicos como Lotina y antes Irureta (ambos vizcaínos, siempre las conexiones) y más no se puede hacer.

  9. Ya soy fan de Le Tissier, sin haberle conocido. Prueba que, a pesar de ser muy pocos y raras-avis, todavía hay gente por el mundo que no se guía por el jodido dinero. Y que, además, adoran los grandes retos y son fieles hasta el fin.
    Esta tarde, a punto de comenzar mi pachanguita de baloncesto de los lunes, hoy un 4 para 4, dirimido a base de tiros libres, como sistema tradicional e ‘igualitario’, y viendo la gran desigualdad de nuestro equipo, claramente inferior en todo al rival, se me acerca mi recién compañero Fran, un menudo y pecoso chaval de 14 años que juega por 3ª vez con nosotros (30 y pico de media), claramente contrariado al no poder estar en el otro bando, y me susurra:
    – “No les ganamos ni de coña, verdad?”
    Y yo contesto:
    – “Ya, pero… Es que, si se da la remota posibilidad de que les ganáramos, yo me voy a casa satisfecho para un mes entero”.
    Pues eso. Pero a lo grande.

  10. Le Tissier forma parte de mis mejores recuerdos en esos primeros años noventa sobre la liga inglesa. Aparte de ese fiel compromiso con The Saints hay que recordar que fue un extraordinario jugador, al nivel de lo mejor que pudo haber salido de las islas en esos terribles años oscuros de la sanción tras la tragedia de Heysel. Fue continuador de una excepcional generación de futbolistas ingleses como Hoddle, Waddle, Barnes, Beardsley, Gascoigne, Robson o Lineker, en esa transición de finales de los ochenta a principios de los noventa. A partir de ahí, la Premier volvió al primer plano continental en el ámbito de clubes con ese primer Manchester triunfador de Ferguson. Pero, de esos primeros y mediados noventa, siempre me quedará el recuerdo de Matt en esas tardes de fútbol de sábado o en esos reportajes de Maldini.

  11. muy romantico , y muy buena historia , si , de acuerdo….pero…maadrecita del alma ¿habeis visto que golazos?

  12. Pues sí, peazo goles. Menudo disparo lejano que tenía el tío, cómo las enganchaba. Aunque me quedo con el de vaselina.

  13. Yo vi jugar a Le Tissier cuando vivía allí. Es uno de los últimos ejemplos de un modo de entender el juego del fútbol típicamente inglés. La Premier ha cambiado tantas cosas que no sé si volveremos a ver otro igual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s