MI ALDEA GALA por Aupa_Rojillos

Os voy a hablar de mi pequeña aldea gala. Sobrevive en una esquina del ciberespacio, rodeada de campamentos enemigos, como Marcatum, Sportum, Asum y Mundumdeportivum.

La aldea gala rodeada ¡hace falta lupa para vernos!

El General de esos temibles ejércitos, el torpe Cayo Indabus, ha sido enviado por el Ser Superior, Floren César, para acabar con todos los galos librepensantes. Y pone todo su empeño en esa misión, incluso paga a escondidas a nuestro jefe, Trecetix, y últimamente le ha hipnotizado con una flauta mágica que emite tuiteos de canario.

De todos modos no estamos preocupados, porque nos protege la poción mágica que prepara en su marmita nuestro druida, Flagrantix. Un simple sorbo de su poción concede una fuerza sobrehumana a quien la toma, y le dota de la suficiente energía para soltar mamporros y coleccionar los cascos de cuantos legionarios se crucen en su camino (harrycallahanatum, cholesferius, o el que toque).

Nos gusta juntarnos en la cabaña-tabernaculum de Flagrantix, para hablar tranquilamente de nuestros asuntos, recordar viejos guerreros, comentar las gestas actuales, organizar terribles porras de apuestas… Nojavinix y Sinchanux nos sacan los sextercios apostando por los gladiadores que competirán en los juegos.

Tras esas agradables veladas salimos al poblado reforzados por los poderes que nos confiere la poción mágica; todos menos uno: “ya sabes, Mottetix, que no te puedo dar a probar la poción, te caíste en la marmita de pequeño…”, “¡no es justo!”.

Se rumorea que utiliza unas hojas alucinógenas con nombre de mujer...

Un tipo curioso este Mottetix: trabaja los menhires con su cincel, y los colecciona: colecciona menhires, jabalíes, cascos de romanos, películas, canciones…todo en interminables listas que el resto de habitantes del poblado escuchan atentos.

No creáis que todo es paz y armonía en la aldea, no. Las discusiones y peleas son frecuentes; la pescadería de Custodix, por ejemplo, suele ser cuna de altercados del tipo:

– Este pescado huele a podrido!!

– ¿Mi pescado? ¿traído de los puertos de Barcinum? Es el más blaugrana que podrás probar!

– Pues yo lo veo un poco blanco…

– ¡¡¿¿BLANCO HAS DICHO??!! AHORA VERÁS!!!!

un día cualquiera, en la aldea...

No es raro ver, en esas u otras lides, al audaz Slumdarix, a Scotix lanzando tomates, a Vialegrix, Ballardix, Jorfix, Ramborambix, Gwendix, e incluso Karmantix paseando a su bebé. Y muchos que me olvido, nuestro poblado es abundante en bravos galos, que no rehúyen una buena discusión.

Por suerte somos un pueblo que sabe encontrar la senda hacia la reconciliación, y llegados al último extremo las sabias palabras de Flagrantix (en ausencia de nuestro jefe Trecetix, que no es amigo de terciar en disputas) nos empujan a compartir unas jarras de fría cerveza que apacigua los ánimos.

"Vendrá algún día Rafa a jugar a mi aldea?"

Otro de los entretenimientos es admirar a la bella Falbaliang, única mujer en un poblado de hombres, lo que le obliga a ir apartando moscones a su camino, recordándonos que su corazón pertenece al gladiador  Caballo Loco.

Para casos desesperados, siempre nos queda acercarnos a la cabaña de Livindepastix, decorada con grabados de las más bellas doncellas romanas…incluso efebos últimamente, todo hay que decirlo.

Pero estos días estamos muy preocupados. Un galo del poblado, uno de los mejores, ha desaparecido. No es como con Antonusix, que viajó a ultramar hace años, pero nos envía entretenidos  mensajes sobre las ciudades y músicas que allí está conociendo.

Ni como Dondelaebrietatix, en su retiro por las Indias de Oriente, que nos hace llegar jugosos mensajes plagados de odas a la belleza y a la fraternidad gala, y pronto nos honrará con su presencia.

No, esto es mucho más grave: El valiente y admirado Docasterix dejó el poblado, diciendo que no volvería, y nadie le ha visto de nuevo. Si hubiera ido a cazar jabalíes ya estaría de vuelta, y muchos estamos angustiados, deambulando alrededor de la cabaña de nuestro druida, donde más se le veía últimamente. Esperando que vuelva.

Hemos preguntado al vigía Ventepaibicix, conocedor de todos los chismes y comentarios que vuelan por los caminos, pero nada sabe.

Se lo contaríamos a Trecetix, nuestro jefe, pero últimamente también está un poco raro, suponemos que por los tuiteos de la flauta mágica. Hace poco se enfadó y dijo que no bajaría de su escudo, aunque luego resultó ser una rabieta. Como cuando prometió la galera con el velamen más grande de la Galia, y luego resultó ser una chalupa a remos, a la que ha habido que ponerle radar. Aún nos acercamos, con el oído atento, al escudo del jefe, por si suelta alguna de sus apasionantes historias…pero eso casi nunca sucede.

Mi conocimiento interior me impide rebajarme a vuestro nivel...

Así que desde que Docasterix desapareció, sin que Trecetix haga nada anclado en su costumbre de no mediar en las peleas, todos miramos hacia arriba con frecuencia, preocupados porque el cielo pueda caer sobre nuestras cabezas.

Y Cayo Indabus se frota las manos, creyendo que ya nos tiene conquistados. Pobre ignorante, todos sus esfuerzos por conocer el secreto de la poción mágica de Flagrantix  han sido en vano, y así seguirá. ¡Nunca podrá con los irreductibles galos!

Por cierto, que no me he presentado: mi nombre es Auparojilix, y soy el bardo de la aldea. El “cuentacuentos”, como me ha llamado alguno despectivamente. Suelo terminar las fiestas subido a un árbol, maniatado y amordazado para que no moleste. Pero cuando cojo la lira y me desquito, soy el humilde encargado de contar leyendas y cantar la vida de éste poblado.

Así que por aquí me encontraréis, en futuras historias…

28 pensamientos en “MI ALDEA GALA por Aupa_Rojillos

  1. Mottetix, si andas por ahí, lánzale un menhir en la cabeza al Trollebus éste…

  2. Ese mismo comentario lo colgó en 8 post. Lo he dejado en este post porque era el sitio ideal para un ataque de spam… 🙂

  3. Gracias, querido druida, tan atento como siempre….
    Espero que ahora no le de por reaparecer como censuradotroll, o baneadotroll, sólo faltaba!

    Pero mira, gracias a él hemos evitado que se convirtiera en un post “Navarra, tierras y gentes”.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s