PAPÁ, ¿PORQUÉ SE MATAN ENTRE ELLOS? por yoya964

Antes que nada, quisiera disculparme por no haber hecho ninguna entrada desde Junio, pero entre el verano y el trabajo que esperaba después no había encontrado un momento para ponerme a escribir tranquilamente, pero los comentarios de alguno de vosotros me animan a continuar el tema. Si os parece, le vamos a dedicar un par de entradas al origen, las claves y la evolución de la disputa continua entre sunníes y chiíes.

En ésta le daremos una vuelta a la motivación política-histórica y en otra lo haremos a la motivación teológica.

Mahoma predicando El Corán en La Meca

Igual que ocurre en el cristianismo, que no mantiene una línea doctrinal única, con una multiplicidad de confesiones que, en ocasiones, sólo tiene en común la figura de Jesucristo y a veces ni eso ( esos mormones de Greatmike, que grande!), cuando en Occidente se habla del Islam tiende a considerarse como un todo uniforme, cuando no hay nada más lejos de la realidad.

Muchos comentarios he oído ante noticias de atentados en mercados de Irak, en mezquitas de Pakistán del tenor de “mira si son malos, que se matan entre ellos mismos”. Y al igual que ocurre con el cristianismo, a veces sólo el Corán sirve de nexo entre confesiones.

Las observancias más conocidas del Islam son las ramas suní y chií, pero también existen las distintas observancias sufíes como la bektashi, los jariyies, los alevíes de Turquía, los ismailíes, los alauitas de Siria, los zaídes de Yemen, los ahmadíes de Pakistán, etc.

Lejos de convivir en armonía, como se supone que harían los seguidores de una misma religión, existe una confrontación entre algunas de ellas que, al igual que ha ocurrido históricamente entre católicos y protestantes, conlleva acciones bélicas, terroristas, represión, acciones genocidas y limpieza étnica. ¿ Por qué ocurre esto?.

Es debido a la importancia que se concede a las figuras del infiel y del apóstata en el Islam y, últimamente, además, al concepto del Islam que mantienen los wahabíes, que son los fundadores de la moderna Arabia Saudí, junto a la familia Saud. Éstos están convencidos de ser los únicos musulmanes verdaderos, lo que se une al hecho de que los creyentes sunníes piensan que las demás ramas están alejadas de la ortodoxia que ellos representan, tildando a los demás de laxos en el cumplimiento de las obligaciones religiosas cuando no de desviacionistas peligrosos e, incluso, de herejes, lo que nos lleva a casos como el de la prohibición legal que sufren los ahmadíes en Pakistán o a la masacre de chiíes mediante atentados indiscriminados en lugares de alta concentración de personas en Oriente Medio.

Abú Bakr

Cuando Mahoma murió en el 632, no se había habilitado ningún mecanismo de sucesión, por lo que se recurrió a un sistema tradicional de elección entre notables, optando, entre otros Alí, el primo de Mahoma ,aunque el elegido fue Abú Bakr, quién lo sucedió entre 632 y 634 y al que la tradición considera el primer creyente. Pertenecía a una rica familia de mercaderes, que apoyó de manera generosa al Profeta, siendo, además, padre de Aisha, la esposa preferida de Mahoma tras la muerte de Jadiya, por lo que, con estos antecedentes, sumados a la edad y a los méritos, nadie se atrevió a cuestionar su elección como califa, es decir, vicario y representante del Profeta en el mundo.

Omar Ibn’ Abd Al Jatab le sucedió en el 634, gobernó durante diez años, en los que se produjo una gran expansión con la conquista del Creciente Fértil, se incorporó Irak y se produjo la batalla de Quasidiyya, en la que los musulmanes derrotaron a los persas a los que implantaron posteriormente su religión y el alfabeto, pero no la lengua ni la cultura, por lo que se produjo el primer punto de ruptura en la expansión del Islam.

Tumba de Utmán Ibn Affan

Si la elección de Omar ya fue una decepción para los seguidores de Alí, su irritación aumentó cuando el tercer califa elegido fue Utmán Ibn Affan, del clan de los omeyas, otro de los primeros seguidores y compañeros del Profeta, aunque a los ojos de éstos no tenía los mismo méritos que Alí, al que junto a los vínculos de sangre, tan importantes entre los árabes, se le sumaba que había sido lugarteniente de Mahoma y su primer seguidor, según sus partidarios, los shi’at al-Alí, los chiítas castellanizados.

Utmán era un rico comerciante de La Meca y fue el esposo sucesivo de dos hijas de Mahoma, pero su carácter no tenía nada que ver con el de sus predecesores, por lo que se extendió el descontento, especialmente por dos razones, primero, porque repartió los puestos de influencia entre los miembros de su familia y de los omeyas, su clan de origen y en segundo lugar porque prohibió a los nuevos conquistadores a establecerse en los terrenos conquistados con la excusa de no debilitar el poder expansivo del Islam ni de permitir que sus generales y tropas se adocenasen.

Batalla de Siffin

Por esto se produjo la primera fitna (rebelión contra el legítimo gobernante) y Utmán fue asesinado en el 656, tras lo que, finalmente, Alí fue elegido califa.

Pero esta elección fue contestada por otro miembro de los omeyas, Muawiya, que era gobernador de Siria, acusando a Alí de complicidad en el magnicidio, por lo que se levantó en armas contra él, enfrentándose ambos ejércitos en la batalla de Siffin o del Camello, siendo derrotado Alí por lo que se retiró a su plaza fuerte de Kufa en Irak, mientras que Muawiya se proclamó califa en Damasco, donde trasladó la capitalidad islámica desde Medina.

Cuando ambos líderes aceptaron finalmente someter sus diferencias al dictamen de un árbitro independiente, de las filas de Alí surge una tercera facción, la de los jariyies, que no aceptaban el arbitraje , por lo que trataron de asesinar a los tres, consiguiéndolo en la persona de Alí.

Los partidarios de Alí pusieron entonces sus esperanzas en su hijo mayor Hassan, que renunció al poder y posteriormente en el segundo, Husain Ibn Alí, que instigó una rebelión contra los omeyas, muriendo en la batalla de Kerbala contra Yazid, el hijo de Muawiya, el cual enterró su cuerpo allí y trasladó su cabeza a Damasco junto a las mujeres del bando de Alí, a las que vendió como esclavas. El martirio de Husain se convirtió en unos de los hitos fundamentales del chiísmo, convirtiéndose en símbolo de la lucha contra la injusticia.

Batalla de Karbala

Todos los descendientes de Husain, imanes o dirigentes de la comunidad tuvieron un destino trágico de cárcel y muerte, siendo especialmente relevante la muerte del sexto Jafar al Sadiq, puesto que éste había nombrado sucesor a su primogénito Ismail, el cual había muerto antes que su padre, aunque parte de los chiíes creyeron que se había ocultado por medios sobrenaturales hasta su regreso al final de los tiempos con lo que creyeron que no podía sucederle nadie, pero otra parte nombró sucesor a Musa al Kadim, que fue envenenado en una cárcel de Bagdad y su cadáver fue expuesto en un puente de Bagdad por el califa Harum al Rashid ( si, el de las 1.001 noches) para humillar a los chiíes. Esta rama reconoció como imanes a los descendientes de Ismail aunque acabaron reconociendo su propio fenómeno de ocultación en la persona del duodécimo imam, Muhammad al Mahdi, el cual escapó de la cárcel por medios sobrenaturales y desapareció en el 874, convirtiéndose desde entonces el chiísmo en una corriente minoritaria sometida a la represión suní, del que sólo se han desprendido en contadas ocasiones como en la dominación en Persia de la dinastía Safavid o en el actual régimen de los ayatolás en Irán.

Festividad de la Ashura. La imagen conmemora el asesinato del hijo de del Imán Husain Ibn Alí

NOTA: La foto de cabecera es una imagen del rito chiita de la Ashura que conmemora el martirio del Imán Husain Ibn Alí en la batalla de Karbala.
Anuncios

32 pensamientos en “PAPÁ, ¿PORQUÉ SE MATAN ENTRE ELLOS? por yoya964

  1. Flagrant:

    Primero quiero aclarar que cuando hablo de judíos me refiero única y exclusivamente a los creyentes de la fe judía. Hablo de creencias, no de estado civil, nacionalidad o lugar de residencia.

    Luego, que entiendo que este tema del racismo es una opinión muy personal y controvertida. He pretendido explicar mi punto de vista, no intento convencer a nadie, con el tiempo he aprendido a dejar que los demás saquen las conclusiones que le parezcan.

    En mi opinión, el racismo es una forma de discriminar a determinadas personas por motivos raciales, tono de piel o cualquier otra característica de tal modo que unas personas se consideran superiores a otras.

    Para mí esta claro. No veo la diferencia en lo fundamental, sí en los medios, los motivos, las excusas… pero no en el fondo. Lo siento.

    Y lo de ciencia que comentas es entrar en caminos demagógicos y dar a pie a ejemplos absurdos.

    “Moisés separó las aguas del Mar Rojo con la ayuda de Dios”.

    ¿Hay alguna prueba?

    No, pero como la ciencia no ha despejado las dudas sobre el último eslabón humano…

    Quizá no debí hablar de pruebas, pero por ahí no voy a entrar.

  2. Greatmike

    Sé que ves la diferencia, incluso los matices. La pregunta era retórica. Sólo pretendo subrayar que en mi caso estoy debatiendo sobre valores. Y en ese debate son tan válidos unos como otros. Ese ejercicio de relativismo es necesario para intentar comprender el mundo de las creencias.

    Yo también tengo las mías, y coinciden con las tuyas. Pero eso es una creencia propia que compartimos seguramente por ser hijos de una misma cultura. Pero, ¿si fueramos judios? ¿musulmanes? ¿Pensariamos igual?

    De todas formas insisto que en ningún momento creo haber justificado la xenofobia y la discriminación, sino justo lo contrario. Y situo en mi análisis como origen de la guerra de “religiones” la cosolidación del cristianismo como eje dogmático y moral del Imperio Romano. A partir de ese hecho històrico donde la Palabra de Dios era algo más que una expresión cultural, un relato fantástico, sino un código de comportamiento legal aparecen las guerras por la posesión de la palabra de dios, por su exclusiva. Judios, cristianos, musulmanes en pleito constante por ser los verdaderos acreedores de un mismo dios. Con el agravante que el mundo religioso a partir del nuevo testamento incluye un concepto nuevo como es la evangelización, que deriva en el mundo musulman con Mahoma incluso en la Guerra Santa.

    Puede parecer que lo justificó. De hecho en algún momento he llegado a pensar, y lo he expresado, que posiblemente se me podría malinterpretar.

    A las religiones, las creencias, rituales no podemos interpretarlas desde el método ciéntifico. Pero, sólo ejerzo de antropólogo low cost, con el único fin de intentar explicar el porqué.

    Ah, y gracias por hacerme pensar. Del diálogo surge la verdad decía Sócrates.

  3. Flagrant:

    Estoy convencido de que pensaríamos igual si tuviésemos la oportunidad de pensar libremente y acceder a la información de la que hemos podido disponer, al margen de la religión en la que hubiésemos crecido. Por desgracia, no siempre pasa.

    Por mi cabeza no ha pasado ni por un momento que justificases nada de eso, creo que en parte porque sé de tu afición a ponerte en el lugar de la otra parte para ver las dos perspectivas (afición y mérito, yo muchas veces no soy capaz, aunque debería)

    Y creo que me equivoqué al hablar de pruebas precisamente en medio de un debate que se sustenta en lo que cree la gente sin que medie ni una sola, pero me ha podido la pasión del tema. Hacía mucho tiempo que no hablaba de estas cosas y parece que lo he cogido con muchas ganas.

    No te imaginas lo que he disfrutado dándole vueltas al tarro para intentar rebatir tus argumentos, que tienen mucho más mérito por cuanto haces de abogado del diablo.

    Por cierto, se supone que este es el post histórico-político. Queda el post religioso, luego Mahoma…

    Ardo en deseos.

  4. Pingback: PAPÁ, ¿PORQUÉ SE MATAN ENTRE ELLOS? PUES PORQUE CASI TIENEN MÁS COSAS QUE LOS SEPARAN DE LAS QUE LOS UNEN por yoya964 « the flagrant's

  5. Aunque ahora tendamos a pensar lo contrario, el hecho es que, al menos hasta el siglo XVIII, en Europa la gente seguia matandose fundamentalmente por motivos religiosos. Con las tesis marxistas y su economicismo, hemos tratado de explicar la historia en terminos de lucha de clases, concepto que a mi se me antoja no aplica a cierto tipo de eventos historicos, como por ejemplo, las guerras de religión en Francia durante la segunda mitad del XVI o la insistencia de España en intervenir en la Guerra de los 30 años en la primera mitad del XVII. Tampoco puede explicarse, aunque Tooze lo intente magistralmente en su libro sobre la economia nazi, la invasion nazi de la URSS en terminos exclusivamente economicos (y asi lo admite el propio autor, aunque también demuestra que no solo la ideologia inlfuyo en la decisión clave de la 2GM. Esto es, habia un interes económico coincidente con el interes ideológico). Para mi la religión es parte de un concepto más amplio, que me atrevería a denominar ideologia, que no siempre obedece a intereses materiales, pero que para que influya en la Historia (esto es, se traduzca en una acción) ha de estar sustentado en al menos uno de ellos (por ejemplo, por mucho que la ideologia del PNV le lleve irremisiblemente a no renunciar a la independencia del Pais Vasco, sus intereses materiales son parcialmente opuestos a dicha independencia, por lo que surgen ideas como el Estado Libre asociado). En el caso de los inicios del Islam (y no soy ni muchos menos un experto), tenemos a un pueblo nomada en clara expasión demografica y militarmente bien dotado (eran mercenarios reputados) vecino de dos imperios que acaban de terminar una guerra extenuante. Es el caldo de cultivo ideal para una politica expansionista. A eso hay que añadir las tendencias separatistas respecto a Constantinopla de Egipto y Siria (lo que se traduce en la pujanza de Nestorianismo y Monofisismo, o sea una traducción al plano ideolófico de un problema político). Para mi Mahoma fue el politico que supo sacar partido de esta situación y dotar a las tribus arabes de un proposito común. Para ello utilizo la ideologia, que en aquella epoca se manisfestaba a traves del pensamiento religioso (como hoy lo hace mediante el nacionalismo o el multiculturalismo). Ahí esta el origen de la incapacidad del imperio islamico de separar la maxima autoridad politica de la religiosa y la explicación ultima, para mi, de todas las escisiones religiosas, que en el fondo serian formas control politico). Ahora bien, eso que para las elites tiene poco que ver con las creencias, en el pueblo llano analfabeto se traducen en dogmas de fe, que, debido a la eterna Edad Media (y esto es una burda simplificación) en la que parecen estar sumidos los territorios que una vez fueron dominados por los descendientes de Mahoma (por criterios geopoliticos y geoeconomicos) todavía hoy tienen una fuerza que afortunadamente han perdido en la mayor parte de la antigua cristiandad, aunque no en sus hijos putativos (lease EE. UU.). Respondiendo a la pregunta, ¿por que se matan por motivos religosos? Pues, porque es un motivo tan bueno como cualquier otro. Los animales de una misma especie se pelean entre ellos por marcar el territorio, por conseguir pareja o por los recursos alimenticios. El hombre mantiene esos habitos y añade a los mismos, como ser consciente de si mismo, los ideologicos.

  6. Mi críptico y breve mensaje de hoy es que hay que diferenciar y tener en cuenta tanto la perspectiva emic como la etic.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s