LOS SAHARAUIS por Greatmike

Hola, amigos:

Tenemos bastante reciente el tema de los saharauis, polémico donde los haya, donde la mayoría de la gente no tiene muy claro lo que nuestro país debe o no debe hacer por estos chicos, empezando porque no tiene muy claro qué demonios paso para que tengamos que intervenir diplomáticamente cada dos por tres en este sarao.

Hace bastante tiempo, en Noviembre del pasado año, hubo un incidente con una activista llamada Aminatou Haidar, seguí con bastante interés su historia y no me gustó nada como terminó la cosa.

Haidar es una activista saharaui bastante conocida. Un buen día decidió aceptar no sé qué premio  en contra del parecer de Marruecos y tuvo que viajar a EEUU para recogerlo, haciendo escala en España. A la vuelta, en el aeropuerto marroquí de El Aaiun, se encontró con que le denegaban la entrada y ordenaban su deportación, a menos que se reconociese ciudadana marroquí y pidiese perdón al rey Mohamed. Ella se considera ciudadana saharaui, a pesar de que su país no esta reconocido como tal, así que se negó y se prestó a la deportación. Eso significaba tener que volver a España, y en cuanto aterrizó aprovechó para montar un pollo mediático impresionante para llamar la atención sobre el maltrato que sufre su pueblo.

En este punto Haidar tenía toda mi solidaridad. Para una vez que las quejas  saharauis tienen eco internacional hay que aprovecharlo.

Y es importante entender lo que es una deportación cuando se produce en un aeropuerto. Se trata de enviar a quien sea en el primer vuelo que salga del país, vaya donde vaya, no necesariamente al punto de procedencia del deportado. Haidar tuvo buen cuidado de plantarse de forma definitiva cuando los vuelos a dos días vista tenían como destino a España, no Francia o cualquier otro sitio, aprovechando la poca frecuencia de aviones del aeropuerto.

Todas las ONGs y organizaciones saharauis solicitaron al gobierno español una solución a un problema generado por Marruecos y alargado por la propia actitud de Haidar, que seguía buscando y aprovechando la publicidad. El Ministerio de Asuntos Exteriores concertó varias entrevistas con los marroquíes, que dejaron muy clarito que sus condiciones eran las que eran. Haidar dijo que sus condiciones también eran las que eran y se puso en ese momento en huelga de hambre. A pesar del marrón en el que estaba metida España sin comerlo ni beberlo, Moratinos continuó mediando entre las partes y llegó incluso a ofrecerle la ciudadanía española a la activista, algo que también rechazó de plano.

Según pasaban los días y la situación se alargaba, la dama se permitió comunicados donde decía perlas como estas:

Haidar acusa a España de empujarla “hasta la muerte”.

El enlace es del diario Público.es, donde además podemos leer cosas como que el gobierno es cómplice de Marruecos y España estaba vulnerando la legalidad internacional y los derechos humanos. En otros artículos, como el que aparecía en El País, denunciaba a España por retenerla contra su voluntad, aliándose con Marruecos. Aportaba como prueba de la conspiración hispano-marroquí el hecho de que España la dejase entrar y sin embargo se negase a dejarla salir.

En este punto, mi opinión era que Haidar estaba siendo una desagradecida y el gobierno debía desentenderse de ella y su situación, que le diesen. Pudo entrar y salir de nuestro país porque tenía tarjeta de residencia y no pudo entrar en Marruecos porque no tenía pasaporte y a Mohamed IV no le salió de los cojones.

Luego descubrí que ya tuvo en su día pasaporte marroquí, lo que conlleva la ciudadanía, y se hartó de protestar cuando se lo quitaron como medio de presión.

Se le ofreció la ciudadanía española, se la acogió, se medió en su nombre, se le dio asistencia médica… ¿qué derechos humanos estábamos vulnerando? ¿qué legalidad internacional? ¿hasta qué punto la terrible situación de su pueblo le daba derecho a calumniar de ese modo? ¿no será que así se aseguraba más titulares en la prensa? ¿era ético eso?

Al final, Marruecos cedió y admitió a Haidar en su territorio sin pasaporte español ni marroquí, con lo que puso final a su huelga de hambre. “Esto es una victoria para el pueblo saharaui”, aseguró a su llegada, aliviada al salir de un país como España, aliada de Marruecos, que quería matarla, que vulneró sus derechos humanos y la legalidad internacional.

Entonces salio esta noticia que podéis ver en El Pais o El Mundo:

“Haidar regresa a España para someterse a una revisión médica y aprovechará su estancia para renovar su permiso de residencia, que caduca el 21 de Enero.”

¿Ya no temía por su vida? Viene a una revisión y aprovechará para renovar el permiso… ¿no será mas bien al revés?

Porque hay una curiosidad.

Mientras estuvo en huelga de hambre, ni una sola vez permitió que los periodistas supieran cuánto pesaba, a pesar de que el ritual del pesaje lo hacía todos los días delante de las cámaras, porque se ponía de espaldas, tapando la pantallita. Nunca supimos cuántos kilos perdió a lo largo de un mes sin comer y la sospecha acerca de la falsedad de su huelga de hambre es inevitable. Si la estás haciendo de verdad, no hay nada mejor que enseñar ante la prensa de todo el mundo el peso que pierdes día a día en tu lento acercamiento a la muerte. Pues ni una sola vez enseñó la báscula.

Foto de Haidar ANTES de la huelga de hambre:

 

Foto de Haidar al llegar a El Aaiun, tras TREINTA Y DOS DIAS SIN COMER. Mas allá de la falta de maquillaje, atentos a sus muñecas y su papada:

 

¿Treinta y dos días sin comer?

Todo este asunto me hizo buscar información acerca de como llegamos a esta situación españoles, marroquíes y saharahuis, y llegue a la conclusión de que los marroquíes son unos cabrones, si; los españoles escurrieron el bulto, también; pero una parte importante de la responsabilidad es de los propios saharauis.

Antes de atizarme, dejad que me explique.

España y los saharauis mantenían relaciones comerciales desde el siglo XVI a través de los pescadores canarios que fondeaban en la costa para salar pescado y protegerse de las tormentas. Estos saharauis eran un conglomerado de pueblos nómadas, relativamente atrasados, que dominaban una zona del Sahara pretendida por Marruecos y Mauritania, pero sin mucho afán, porque lo único que tenía en abundancia era arena.

 


 

En 1884 se celebró una conferencia en Berlín donde las potencias europeas se repartieron el pastel de África. España reclamó aquellos territorios baldíos del Sahara Occidental para proteger el sur de las Islas Canarias y los caladeros de pescado. Francia pidió que se marcaran bien los límites de la parte sur para proteger sus tierras de Mauritania pero nadie, ni siquiera Marruecos, que entonces era independiente y estaba en buenas relaciones con los españoles, puso la menor objeción.

Salvo los propios saharauis, diréis.

 


 

Pues no, los dirigentes de las tribus que se encuadraron en la parte española aceptaron el protectorado con una sonrisa de oreja a oreja. La razón: se sentían protegidos por una potencia europea frente a posibles agresiones de sus vecinos, no tenían el menor interés en sus costas y los españoles no se metían en su vida, interesados sólo en que las Islas Canarias estuvieran protegidas y los pescadores pudiesen faenar.

Los únicos actos de guerra que hubo fueron los que organizaron los saharauis de la parte francesa que se alzaron unas cuantas veces con el apoyo de los de la parte española, siendo derrotados siempre por las fuerzas armadas de Francia.

En 1956, Marruecos se volvió a independizar después de unos años bajo el yugo francés y reclamó tierras que ni siquiera le habían pertenecido ni pretendía realmente, entre ellas el territorio saharaui. Su intención era medir hasta donde estaban dispuestas a ceder las potencias europeas. Para asentar su dominio, España le dio al territorio el estatus de provincia española en 1958, estableciendo la capital en El Aaiun y los saharauis respiraron tranquilos de nuevo.

 

 

Pero en 1963 se descubrió un enorme yacimiento de fosfato en un sitio llamado Bu Craa, en los años siguientes se realizaron prospecciones petrolíferas y las nuevas tecnologías permitieron explotar a conciencia los caladeros de pescado. Quizá en aquel trozo de desierto bañado por el Atlántico había algo más que arena.

Entonces, no antes, surgió un sentimiento nacionalista en la comunidad saharaui. Que no pusieron reparos en formar parte de España cuando sus tierras no valían nada y las reclamaron 79 años después de la llegada de los españoles, justo cuando había pasta por medio.

En 1970 se produjeron las primeras manifestaciones, reprimidas por las fuerzas del orden franquistas y duramente criticadas por Marruecos, que decía preferir a España como vecino en lugar de una República Saharaui de difícil control. También se organizó el brazo armado, el llamado Frente Polisario, que llevó a cabo a partir de entonces una serie de ataques contra puestos, patrullas y convoyes españoles.

 


 

En 1973, los saharauis consiguieron que España diese los primeros pasos en forma de un Estatuto de Autonomía, pero no llegó a buen puerto por las presiones a Madrid del rey Hassan II de Marruecos, que seguía oponiéndose al nacimiento de un estado independiente en su frontera sur.

El 20 de agosto de 1974, España anunció que se realizaría a lo largo de los seis primeros meses de 1975 un referéndum de autodeterminación, bajo el control de la ONU, para que los saharauis eligiesen su propio destino, que estaba claro que sería la independencia. Esta consulta fue solicitada por las Naciones Unidas para todas las colonias de todos los países en 1966. En aquel momento Franco no hizo ni puñetero caso, pero ahora España estaba hasta las narices del Sahara y a punto de cambiar de régimen político porque el dictador se moría.

 


 

A mediados de 1975 se decretó el alto el fuego por parte del Frente Polisario.

Marruecos no se quedó de brazos cruzados. El rey Hassan II ofreció a Mauritania el reparto a medias de las tierras saharauis y elevó una petición al Tribunal de La Haya, con el pretexto de que tenían derechos de propiedad desde la Edad Media. Pero el tribunal falló a favor de los saharauis. Estaban a un pasito de su independencia.

Y justo cuando los españoles se preparaban para celebrar el referendum y abandonar el Sahara, tuvo lugar la llamada Marcha Verde, una ocupación pacífica por parte de civiles marroquíes de las tierras saharauis, supuestamente espontánea, pero en realidad orquestada por el rey Hassan II y apoyada a una prudente distancia por el ejército marroquí.

 

 

España se encontró con un marrón de dimensiones considerables porque, en la práctica, un país vecino estaba invadiendo sus posesiones, un acto de guerra clarísimo, y debía defenderlas. Pero era un territorio que en cuanto votase se haría independiente, es decir, se supone que debía sacrificar material, dinero y muchas vidas en una guerra para mantener unas tierras que proclamarían su independencia en cuanto acabase el conflicto.

Entre tanto, Franco había terminado de estirar la pata. Por fin. El gobierno provisional tenía muchas cosas en las que pensar y prefería hacerlo libre de preocupaciones en África, así que aceptó el plan que le propuso el astuto Hassan II: como el Sahara Occidental ya estaba siendo ocupado “pacíficamente” por su pueblo tras la Marcha Verde, España podía renunciar a sus derechos en favor de Marruecos y éste se encargaría de organizar el referendum (que no tenía la menor intención de celebrar).

En realidad esto no se podía hacer. Pero importaba poco o nada, porque la ONU protestó de forma muy tibia. Tan tibia que Mauritania se animó a invadir el sur del territorio Saharaui en cuanto los españoles se largaron el 28 de Febrero de 1976, tras aceptar el ofrecimiento de Hassan II.

A partir de aquí hay una sucesión de terribles desgracias, violencia e injusticias que cometen marroquíes y mauritanos directamente y el mundo Occidental indirectamente con su pasividad. Y así hasta llegar a la situación actual, en la que los saharauis malviven de forma miserable en campamentos de refugiados o son brutalmente represaliados.

 

 

Está claro que hay que ayudarles, porque nadie merece vivir en esas condiciones. Ahora bien, que sea culpa nuestra, que los dejamos tirados ante Marruecos… pues sí y no, hay mucho que discutir, pero no hay que olvidar que ellos también tienen su cuota de responsabilidad en la situación. Y es suficientemente triste y desamparada como para tener que utilizar el engaño como arma habitual.

En la ultima represión, las ONG pro-saharauis hablaban de cientos de muertos por disparos a consecuencia de la policía marroquí, y los activistas escondidos nos hablaban poco menos que de genocidio.

Luego llegan los observadores independientes de la ONU y constatan que ha habido mas muertos entre los policías marroquíes que entre los saharahuis, y que no se efectuó ni un solo disparo.

¿No se dan cuenta de que así dan peor imagen que contando simplemente lo que les estan haciendo? ¿Que ya es bastante duro de por sí, sin necesidad de inventarse nada?

E históricamente han hecho siempre lo mismo, dar bandazos sin encomendarse a Dios ni al diablo. Ahora quiero protección, ahora quiero ser español, ahora hay pasta y quiero ser independiente, ve tu a la guerra por mí para que pueda serlo, así que del Frente Polisario y las bombas que te he puesto nos olvidamos, España ayúdame aunque diga que me quieres matar y violas todos mis derechos humanos…

Teta y sopa.

Y así no son las cosas.

Besos a tod@s

 

 

 

25 pensamientos en “LOS SAHARAUIS por Greatmike

  1. La historia de la presencia colonial española en África es una historia de desastres para ambos lados del estrecho. Tras el levantamiento de Abdelkrim, precursor de los movimientos de liberación nacional de todo el mundo, decenas de miles de soldados españoles mueren en el Rif. La crisis provoca que los militares africanistas de acuerdo con Alfonso XIII implanten la dictadura. España comete entre otros el crimen de utilizar gas mostaza contra los civiles rifeños, que aun hoy sufren las secuelas. La situación solo se salva (desgraciadamente) gracias a la ayuda francesa. Unos años mas tarde los militares africanistas, gracias precisamente a esos fieros rifeños que utilizan como fuerzas de choque y al armamento alemán derriban a la República e implantan otra dictadura, bastante peor esta vez.

    Marruecos proclama su independencia en el 56. En el 58 el Ejercito de Liberación Saharahui (marroquí) ataca Sidi Ifni. Marruecos es aliado americano y Estados Unidos prohibe utilizar los aviones caza estadounidenses que posee España. El pauperrimo ejercito español utiliza aviones alemanes de la época nazi. Apunto está de producirse otro desastre como el de Annual en aquel erial sin valor alguno. pero la tropas franco españolas (otra vez los franceses nos “salvan”) consiguen recomponer la situación. En el 75, a diferencia de la digna posición portuguesa en Timor o Angola (claro, ellos tenían la Revolución de los Claveles), nuestro Juan Carlos I (otra vez los Borbones) le regala a su colega Marroquí el Sahara aconsejado por Estados Unidos (otra ez los americanos), que no quieren ver un gobiero probablemente prosovietico, o al menos no alineado, en una zona en que ya están Argelia, Libia o Egipto. Los marroquis entre otra cosas bombardean a los civiles saharauis con Napalm.

    El Polisario, que cuenta con el apoyo de Argelia, tenía una fuerza militar considerable, tanto que le daba bastante p’al pelo a Marruecos, además de que la RASD es aun hoy reconocida por la Unión Africana (de la que no forma parte Marruecos, unico pais del continte que no lo hace) y otros paises. Pero con la caida de la URSS a unas cuantas fuerzas guerilleras a lo largo del Mundo les entra el pánico y cesan las hostilidades. Y ahi está el error, confiar en el derecho internacional, la ONU y todas esas gaitas. Probablemente si los saharahuis no han vuelto a las armas es por que el Polisario, paradojicamente, les frena. Y España ya no pinta nada e el asunto porque ni le interesa, ni puede. Ni le importa lo que diga la ONU (a la propia ONU no le importa lo que diga la ONU), ni quiere molestar a Estados Unidos (ya vemos lo aficionados que son a rendir cuentas ante la embajada los políticos españoles), ni cree que sus aliados de la OTAN vayan a acudir en su defensa. Se sacan excusas que van variando con el tiempo: que si la pesca, que si las drogas, que si los inmigrantes. De eso nada, lo que hay es un miedo cerval al Ejercito de Marruecos y ningunas ganas de meterse en problemas, que ya con lo de Perejil estaban sudando esperando la respuesta. Asi que cuando ocurre algo se monta el paripé, los medios tocan un poco el flaviol, que siempre esta bien meterse con los moros, y punto.

    La colonización española en Africa es una historia de infamia que hemos pagado muy cara, y que por lo visto, no se acaba nunca.

    Perdón por abandonar la brevedad habitual y entrar en modo Nojavino, pero estas historias coloniales me tocan la fibra.

  2. Muy curioso resumen, greatmike.

    La verdad que no conocía con mucho detalle esta historia pero como dices, lo normal es que todas las partes implicadas tengan su parte de culpa.

    Lo que dice fierro es lo que siempre había sido mi visión. España en África no ha hecho nada bien y nunca terminamos de salir, todos los días enmarronados.

    Saludos

  3. No, donde pinta es en Líbano, Bosnia o Afganistán, donde hay grandes lazos y responsabilidades históricas, como bien se sabe… (modo Fierro again)

  4. En realidad, no pintamos nada, luego, ¿por que no nos quedamos en casa calentitos y solo salimos para ganar mundiales de futbol?

  5. nojafierro y rodolfovino, sois muy salaos con los papeles intercambiados.

    Greatmike, gracias.
    A mí me ha venido muy bien, porque soy un tío iletrado y con poca paciencia. Ni me enseñaron historia reciente en el cole (mis profes no querían meterse en fregaos), ni me preocupé luego por buscarla (estaba metido en otros fregaos), y tener una visión medianamente imparcial y resumida me ayuda a situar los acontecimientos recientes.

    Ya lo de formarme una opinión, lo dejo para otro día.

  6. Free/ Aupa:

    Me alegro que os haya servido porque la intención de este post es la de aportar algo de luz. Conozco muy pocas personas que realmente sepan cómo nos fuimos de allí, en qué contexto, qué es lo que da pie a que se nos siga involucrando… y sin embargo casi todo el mundo opina.

    Rodolfo:

    Todas las colonizaciones han tenido un lado desafortunado, porque todo lo que se emprende por y para obtener riqueza en exclusiva acaba saliendo mal, pero las colonizaciones que ha intentado España en Africa han sido particularmente desastrosas.

    La primera vez que me entró curiosidad por lo que hicimos allí fue cuando me regalaron por Navidad un libro explicando el desastre de Annual. Desde entonces cada paso que he dado en busca de información ha sido ahondar en nuestras miserias.

    Nojavino:

    Un favor. Como experto que eres en historia, me gustaría saber tu opinión acerca de esto.

    Yo siempre he visto un cierto paralelismo entre la situación saharauis/españoles/marroquíes y la que se dio entre judíos/británicos/árabes.

    Ya sé que las circunstancias no son en absoluto las mismas, me refiero a cómo se fueron los británicos de un territorio dejando a los que se quedaban a merced de fuerzas hostiles que los querían invadir.

    Creo que la actitud de británicos y españoles son en esencia la misma, y sin embargo los resultados no pueden ser más distintos, no sólo en cuanto a lo que pasó en el territorio, sino en cómo los británicos cerraron el tema hasta el punto de que hoy ni siquiera se piensa en ellos cuando surge un conflicto. A nadie se le ocurre pedir responsbilidades al Primer Ministro.

    Sin embargo, España parece que no es capaz de desconectar del tema de los saharauis, al margen de lo que considere cada uno, que deba o no hacerlo.

  7. Rodolfo, ya que has nombrado lo de Perejil, una pregunta provocadora:
    Si sucediera a día de hoy, con el presidente del talante, con los actores pacifistas manifestándose, con la crisis acuciando… ¿crees que se respondería con la misma contundencia?

    Supongamos que no. Total, es un islote que no vale dos reales. ¿qué pasaría al día siguiente con Melilla y Ceuta?

  8. Rodolfo:

    “un Gobierno español agonizante y claudicante, temeroso de ir a la guerra con su eterno enemigo del Sur, condenó a su pueblo a la esclavitud al abandonarlo inerme bajo la bota del Ejército marroquí.”

    ¿Qué se supone que debíamos hacer?

    El contexto está claro:

    Se va a celebrar un referendum en el que el territorio saharaui se va a declarar independiente.

    Ante la marcha verde, vamos a la guerra con Marruecos, con los antecedentes que tenemos. Y supongamos que ganamos, a costa de las vidas que sean.

    Lo siguiente es… la independencia del territorio saharaui.

    ¿Que se hubiera dicho de las vidas que se perdieron para que los saharauis fueran independientes? ¿Quién hubiera tomado la decisión en un país descabezado por la larga agonía y muerte del dictador?

    Honestamente, no había salida buena posible. Se hiciera lo que se hiciese acabaría mal.

    Y en esa situación se optó por lo menos malo para nosotros: que le den a los saharauis, que se las apañen.

    Pero como hay ese resquemor de que bien del todo no lo hicimos, mantenemos esa relación diplomática de “haré lo que pueda, no te preocupes, ya verás que todo se arregla”, aunque en el fondo sabemos que no podemos hacer nada, y si pudiéramos no nos interesa ni económica, ni política ni diplomáticamente.

    ¿Que hubierais hecho vosotros? ¿Qué haríais ahora?

  9. Entrada+comentarios muy completos y complementarios. Mal se hicieron las cosas por allí, como casi todas las historias de colonización (me parece que debería quitar el “casi” pero puede que alguien que sepa de historia me saque un contraejemplo). Y se cerró aún peor.

  10. Muy interesante tu post Greatmike, y también los comentarios posteriores.

    Yo tampoco creo que España pueda hacer mucho, desgraciadamente, para ayudar al pueblo saharaui, visto el peso que parece tener Marruecos en la política internacional y el no peso de España.

    Por otro lado, ¿tanto depende España de Marruecos que tenemos que andar siempre haciendo piruetas para no molestarles y tan poco depende Marruecos de España para que puedan hacer lo que les apetezca sin que podamos si quiera protestar? Igual no es así, pero esa es la impresión que tengo desde hace tiempo.

    Gracias por el post!

  11. Pues si greatmike, no había salida limpia posible. Pero al menos podían haber traspasado el poder al Polisario tras un referendum, como hicieron los portugueses en Timor con el FRETILIN, aunque de todas maneras los indonesios lo ocuparon y armaron una buena. Creo que es el caso más semejante. El caso de Israel del que hablas es diferente, aunque haya cosas parecidas. En el Sahara se da la cesión de un territorio a otro país de manera unilateral y en contra del dictamen de la ONU. En el caso de Israel la ONU y todas las grandes potencias de la época están de acuerdo con la creación del Estado de Israel. Por eso supongo que no pedirán responsabilidades a Gran Bretaña los palestinos y simpatizantes, porque en tal caso la responsabilidad es, como está de moda decir ahora, de la comunidad internacional.

  12. Por completar un poco el final:
    España firmó en Madrid el reparto del territorio entre Marruecos y Mauritania, a espaldas de los saharauis. Antes en octubre de 1975 el entonces príncipe Juan Carlos de Borbón, visitaba El Aaiun, comprometiéndose a la defensa del proceso de autodeterminación. USA, Francia e Israel apoyaron la invasión de Marruecos. Vamos, los del derecho a veto en la ONU.
    En abril de 1976 Mauritania y Marruecos se reparten el Sahara. Mauritania es derrotada por el Frente Polisario, firma la paz con éste y renuncia a sus pretensiones territoriales.
    En 1979 Marruecos reclama todo el territorio, incluyendo la parte que inicialmente había asignado a Mauritania e intenta su invasión.
    En 1981 Marruecos acepta la celebración de un referéndum del Sahara Occidental.
    En 1984 la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), impulsada por el Frente Polisario, es admitida como estado miembro de la Unión Africana
    En 1992 las dos partes aceptan un Referendum, que no se ha hecho.
    Mapa de la ocupación http://4.bp.blogspot.com/_5x3ReT6O6zc/S7BWxuXP-QI/AAAAAAAAACk/wd0rDZsIQao/s1600/SAHARA.gif
    Si hay que ir se va pero ir pa ná es tontería. Los que pinchan y cortan tienen derecho a veto y derecho de pernada.

  13. Contestando a Greatmike (lamento no poder ser breve)

    1) No soy experto en historia colonial posterior al Congreso de Berlin (en el que por cierto, no se repartió Africa, sino solo el Congo, pero digamos que se abrio la veda al reparto del continente negro), por lo que mi conocimiento del proceso descolonizador en Africa y Oriente Proximo es escaso.

    2) El Imperio Britanico (exceptuando Oriente Proximo y la India) se descompuso con relativa elegancia. De hecho, en la actualidad, la reina Isabel II es la jefa de Estado de Canada, Australia, Nueva Zelanda y Jamaica, entre otros. De Sudafrica lo fue hasta 1960 y de Irlanda no llego a serlo por un año.

    3) En Oriente Proximo, Gran Bretaña no tenía dominios (termino ambiguo con el que se desiganaba a las posesiones imperiales que no eran paises independientes, pero que gozaban de autogobierno) , sino que en muchos de esos lugares ejercía el poder en forma de protectorado (la soberanía teórica era de los nativos). Podemos decir que el protectorado era una forma de ocupación militar orientada a la explotación económica, pero no pretendia ningún tipo de integración jurisdiccional con la metropolí, por lo que la retirada fue sencilla y poco humillante (salvo en el caso de Egipto).

    4) En Oriente Proximo y norte y centro de Africa el legado dejado por franceses y britanicos es, de lejos, peor que el que hemos dejado nosotros en nuestro “mini segundo imperio”. O sea, pienso que podemos estar relativamente tranquilos desde el punto de vista moral.

    5) Como bien has dicho, España hizo lo contrario de lo que hicieron los ingleses con sus protectorados, en lugar de abandonarlos cuando cambiaba la marea despues de la II GM, no se le ocurrió otra cosa que convertir Sahara Occidental en provincia, con lo que, la inevitable retirada, como la de Francia en el caso de Argel, iba a ser humillante.

    6) España no se preocuparía del Sahara Occidental si no fuera porque Marruecos es nuestro vecino y tenemos un litigio con ellos acerca de la soberania sobre Ceuta y Melilla, territorios españoles fueron portugueses antes que españoles, pero España se los quedó cuando se independizó Portugal) mucho antes de que Marruecos siquiera existiera como idea.

    7) Marruecos no debería ser una preocupación para España (militarmente hablando, nuestra marina es infinitamente superior), sino fuera por culpa de EE. UU., que considera a Marruecos vital para la contención del islamismo argelino. Tirando del hilo, podemos llegar a la conclusión de que la culpa de todos nuestros males, una vez más, la tienen los gabachos, ya que no creo sea casual que el único pais radicalizado del Magreb sea aquel que tuvo el “privilegio” de formar parte de la IV Republica

  14. Muchas gracias, Noja.

    Y no te preocupes por no ser breve, en primer lugar porque en este tipo de temas es casi imposible serlo (mira como se ha extendido el habitualmente parco en palabras Rodolfo) y en segundo porque te sueles explicar muy bien y es un placer leerte.

  15. Puntualizando que es gerundio. Y empezando por el final.

    1) Vaya que si el ejercito de Marruecos debería ser una preocupación para el de España. Dejate de marinas ni marinas. Si un conflicto se produce en territorio marroquí, como sería de prever (Ceuta y Melilla, Sahara…) la ventaja es suya y ampliamente. Lo mismo sería al contrario, por supuesto.

    2) España no se preocupa del asunto porque Marruecos sea vecino, si no por las responsabilidades causadas gracias a los maravillosos acuerdos de Madrid.

    3) Pretectorados eran Egipto, Sudán u Omán; Palestina, Jordania o Irak eran mandatos de la Sociedad de Naciones tras la derrota de los otomanos en la I GM, como también lo eran Tanzania o Namibia (o como se llamase cada uno en la época)

    4) Pero lo que me ha llamado la atención y por lo que escribo esto ha sido lo de la elegancia de la disolución del Imperio Británico, exceptuando Oriente Medio y la India. Es que el Imperio Británico era la India en un 90%. Y la división del Raj británico en Pakistán y la India, y sus posteriores guerras, desplazamientos de millones de personas, carreras nucleares, terrorismo, violencia comunitaria, etc. crearon el conflicto más enconado y potencialmente más peligroso que existe en el mundo. En Africa sólo hace falta recordar la rebelión del Mau Mau en Kenia y sus decenas de miles de internos en campos de concentración, que no hay que olvidar que inventaron ellos en la guerra contra los boeres de Sudáfrica. Y si te oye un irlandés hablar de la salida (aun no completa por cierto) elegante de los británicos de alli a lo mejor teneis un buen intercambio de impresiones. Y luego están los gobiernos racistas blancos de Sudáfrica y Rhodesia, etc, etc, etc. Claro, en Nueva Zelanda, Australia o Canadá era más fácil. No debían sumar 20 millones de habitantes y la mayoría de origen británico. Dicho esto, es verdad que han sabido mantener las relaciones con esos paises, lo que no es necesariamente bueno.

    5) El “imperio” español regía sobre medio millón escaso de almas. Si nuestro legado fuera peor que el de los que gobernaron sobre cientos de millones, entonces no tendríamos remedio…

  16. 1) Si un conflicto se produce en territorio marroqui, nuestra superioridad naval es vital (o Ceuta y Melilla están acaso tierra adentro)
    2) Ok
    3) Ok, estaba usando protectorado en sentido amplio (los mandatos no eran más que protectarados a cuenta de la SDN)
    4) Evidentemente, lo de “elegante” era con afan provocativo, porque los unicos que se fueron de manera elegante fueron los “britanicos” que vivian fuera de Gran Bretaña en Canada, Australia y Nueva Zelanda.
    En Irlanda estuve viviendo más de tres meses. Siempre les decia que eran ingleses del oeste y siempre se enfadaban mucho, pero es lo que son en el fondo, ya que de los antiguos celtas queda bastante poco (algun pescador en la costa oeste, subvencionado cuan minero asturiano). El caso es que los ingleses no necesitaban hacer demasiado, porque al irse en 1922 los irlandeses del sur se enzarzaron en una guerra civil que todavia no han superado del todo (los dos grandes partidos llevan el nombre de los dos bandos que se enfrentaron a garrotazo limpio). Por ultimo, si la mnonarquía no se retira del norte es porque lo del Ulster son más coherentes con su verdaderad identidad britanica. Lo más coherente sería dividir las dos islas en dos estados, la Britania celta (compuesta por galeses, irlandeses y escoceses), multiconfesional, multiinsular y confederal; e Inglaterrra o Britania germanica, centralista y anglicana.
    5) Ves, aun queda esperanza en la vieja Hispania…. 😉

  17. Rodolfo, esa gráfica merece una explicación más detallada.

    Irlanda es el unico pais de Europa (incluidos Rusia y Ucrania, pese a sus grandes perdidas en la primera mitad del siglo XX) cuya poblacion en la actualidad es inferior a la de comienzos del XIX.

    Hay dos explicaciones:
    – La gran hambruna de 1848, que creo fue causa de una mala cosecha de patatas (alimento que, aun hoy, es la base alimenticia de gran parte de la poblacón, vamos que los irlandeses, como bien pude apreciar, ponen patata hasta en la sopa). Ignoro si los ingleses tuvieron algo que ver en que la cosecha fuera mala (imagino que sí)
    – La emigracion masiva a los EE. UU. (que en parte ayudo a la Unión a ganar la guerra contra la Confederación)

    Donde si es más perceptible la opresión britanica es en los bosques irlandeses. Y lo es porque, sencillamente, no existen bosques irlandeses, los ingleses se llevaron toda la madera. Y cuando digo toda, quiero decir toda. Aun asi, Irlanda es un destino turistico que merece la pena, especialmente la costa oeste. No en vano, el parque nacional de connemara fue escenario de la maravillosa 39 escalones (cuando el protagonista esta huyendo de los malos, me parecio reconocer un puente en el que yo habia estado, y efectivamente, en los titulos de cretido aparece que esta filmada en el entonces llamado Free Irish State, que asi se denominaba en 1935, Eire a partir del 38, Republica de Irlanda a partir del 49) http://www.connemaranationalpark.ie/

  18. La moraleja a tu post, Greatmike: que bueno es estar informado (antes de emitir opiniones). Que bueno sería que todos los españolitos leyeran esto antes de salir de manifestación (luego probablemente saldrían también, pero igual no con el mismo número).
    A mí ya me lo había relatado de manera más breve y gráfica un buen amigo anteriormente, pero esto sirve para resumir y acotar mucho más mi opinión: si realmente la moraleja de todo esto es que se están peleando por un charco de petróleo, por mí como si se acaban vulcanizando entre ellos en masa. Es más, me siento hasta orgulloso (por una vez) de que España se haya desentendido de todo esto (aunque fuera por pura inoperancia).

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s