RICARDO ENRIQUE “EL BOCHA” BOCHINI por angelcapo

Este jugón es un one man club que dicen los ingleses, el más grande jugador de la historia de un histórico en argentina , Independiente de avellaneda , el rojo.

Ricardo Bochini nació el 25 de enero de 1954, en Zárate, Buenos Aires, Argentina.

Empezó a jugar en Belgrano de Zárate, hasta que en el 71 fue aceptado para sumarse a la séptima división del Club Atlético Independiente.

Debutó en primera en el 72, en cancha de River Plate, cuando el técnico lo hizo entrar a los 74 minutos. Desde ese momento comenzó una larga carrera en el profesionalismo que lo convertiría en el mayor ídolo del Rey de Copas, convirtiendo goles espectaculares como el hecho frente a Juventus, que le otorgó al equipo de Avellaneda su primera Copa Intercontinental.

Su principal característica no era la de anotar goles, sino la de asistir a sus compañeros para que ellos los conviertan, y esto se vio reflejado en la gran cantidad de jugadores que fueron goleadores con su ayuda.

Sin embargo, el Bocha (apodo cariñoso que le dieron los hinchas de Independiente) también convirtió goles que eran un lujo para la vista y siempre en partidos importantes. Son recordados sus goles a Peñarol en la Copa Libertadores de 1976 (un gol que reeditaría Maradona en México 1986 contra Inglaterra), dos a  River Plate en la final del  nacional del 78 o a Wirtz en un clásico contra Racing Club. Quizás el gol más querido por los seguidores de Independiente que haya hecho Bochini haya sido el del empate definitivo a 2 contra Talleres como visitante, en la final del Nacional 1977.

Jugó en el campeonato nacional con Independiente 634 partidos anotando 97 goles.

PALMARÉS

NACIONALES

Metropolitano Independiente Argentina 1971
Nacional Independiente Argentina 1977
Nacional Independiente Argentina 1978
Metropolitano Independiente Argentina 1983
Primera División Independiente Argentina 1988/89

INTERNACIONALES

Copa Libertadores Independiente Argentina 1972
Copa Libertadores Independiente Argentina 1973
Copa Interamericana Independiente Argentina 1973
Copa Intercontinental Independiente Argentina 1973
Copa Libertadores Independiente Argentina 1974
Copa Interamericana Independiente Argentina 1974
Copa Libertadores Independiente Argentina 1975
Copa Interamericana Independiente Argentina 1975
Copa Libertadores Independiente Argentina 1984
Copa Intercontinental Independiente Argentina 1984
Copa Mundial de Fútbol Selección Argentina Argentina 1986

LOGROS

– Hoy todavia se suelen llamar en el fútbol argentino pases bochinescos a los pases precisos que dejan al delantero mano a mano con el portero, burlando a toda la defensa. En España equivalen a los pases de Guti (Gutipases que decía el gran Juanma Gozalo)

– Maradona le tenia como su ídolo. Dicen que en 1986,  Maradona quiso que Bochini compartiera un poco de la gloria de la selección y por demás la mundialista. Impuso a Bilardo que le incluyera en la selección que viajó a México y en semifinales, cuando Bélgica ya estaba finiquitada y la final estaba conseguida, le reclamó en la cancha.Fue Burruchaga quien se fue al vestuario. Maradona esperó en la línea de banda al genio calvo y desgarbado, amagó una reverencia y pronunció la frase para la Historia: “Dibuje, Maestro”.  Hay quien dice que lo que dijo fue otra cosa: “Adelante, Maestro, le estábamos esperando”. Cualquiera de las dos frases nos vale.

– En la platea de Independiente , nadie discuté quien fue el mas grande , aún se oye este canto.“No se llama Maradona, no es Alonso ni Pelé. Es el maestro Bochini, el mejor número 10″

Desde el 17 de Julio de 2007 una calle que da al estadio de independiente lleva su nombre ,el nombre de “Ricardo Enrique Bochini” un tramo de la calle Cordero (comprendido entre Alsina y las vías del ferrocarril).

De cruyff dijo: “corre mucho el flaco, pero… juega bien”

Reproduzco su actuación en el Nacional del 77 , donde con 3 hombres menos el bocha empató a 3 el partido frente a Talleres de Córdoba

A la final del Campeonato Nacional de 1977, accedieron Independiente y Talleres de Córdoba. El partido de ida se jugó el día 21 de enero de 1978 en Avellaneda y terminó 1 a 1. El resultado parecía favorable a los cordobeses, debido a que definían la serie de local y estaba estipulado que el gol de visitante en caso de igualdad en puntos y diferencia de goles valdría doble, por lo que con empatar 0 a 0 en el partido de vuelta, los albiazules se consagrarían campeónes. “-Yo supe que el general Luciano Benjamín Menéndez, que entonces era el gobernador de Córdoba, estaba muy interesado en que Talleres saliera campeón. Y ese partido fue muy raro, muy raro…” dijo tiempo después el principal protagonista de aquella noche, el “Bocha” Bochini. El Rojo empezó ganando uno a cero con gol de Outes; pero a los 15’ del segundo tiempo, el árbitro Barreiro cobró un dudoso penal a favor de Talleres que convirtió en gol Cherini. A los 29’ todos los intereses en juego se hicieron más palpables cuando Bocanelli convierte un gol que de dudoso no tenía nada, impactando la pelota sin la mínima sutileza con su puño, lo que motivó que los jugadores de Independiente protestaran: -Tengo dos hijos y esto me da vergüenza. Écheme-, dijo el capitán del equipo, Rubén Galván. Barreiro le sacó la tarjeta roja. -Esto es una usurpación. ¿Por qué no me echa a mí también?- dijo Omar Larrosa. El árbitro también lo echó. El defensor Enzo Trossero se encargó de decirle de todo a quien esa noche era el encargado de “administrar justicia”. Barreiro también lo expulsó, y los simpatizantes del Rojo gritaban: “Ladrones, ladrones, así salen campeones” Quedaron solamente 8 jugadores de Independiente en cancha contra los 11 de Talleres, contra el árbitro Barreiro, y contra el poder político de turno, que no disimuló en ningún momento su simpatía por Talleres. Que lo relate el “Bocha”: -A los 38 minutos, Pagnanini me dejó la pelota en el medio de la cancha. Gambeteé a uno, se la toqué a Bertoni, Bertoni se la dio a Biondi, le salió Guibaudo, el arquero de ellos, y Biondi hizo una gambeta larga para sí mismo, levantó la cabeza, me vio y me la tiró. Yo venía a la carrera y, como había dos jugadores de ellos tapando el arco, le pegué bien arriba. Entró ahí nomás, apenas debajo del travesaño”, amargando la premeditada fiesta. Aquel 25 de enero de 1978, Ricardo Enrique Bochini cumplió 24 años. Sus compañeros le dedicaron el campeonato. Al faltar 5 minutos sucedió lo imprevisto, lo inesperado: porque el fútbol es, según el recordado Dante Panzeri, “la dinámica de lo impensado”. Entre Bochini y Bertoni gestaron una memorable jugada: doble pared y el Bocha que festeja su cumpleaños gritando un gol.

Hector Negro, escritor argentino, le dedicó este poema.

Quién podrá agradecerte la alegría?
¿Cuántas voces precisa el verso mío
para decir la agreste poesía
que dibuja tu tranco de baldío?

Y el Chaplin que llevás, y esa estatura
de gigante pequeño, y la burbuja
que suelta el malabar de tu diablura,
cuando metés un “caño” en una aguja.

¿Quién podrá devolverte tanta fiesta?
¿Con qué pagar tanto gozoso instante
que nos dieron, che Bocha, a toda orquesta,
la pelota y tus pies calzando guantes?

Si habrás llenado tantas tardes mustias,
lujoso de arabescos y reflejos
que desataban nudos, mufa, angustias,
o sacaban un gol como un conejo.

Los magistrales quiebres de cintura,
el amague feliz, la gran pirueta
de esconder la pelota, o la locura
de bordar media cancha con gambetas.

Y luego el “Bo-Bochini” como premio
bajando desde el grito de la hinchada.
Cuando en el verde se soltaba el genio,
chispeando el resplandor de otra jugada.

¡Grande, Bocha…!, vos no pasaste al bardo.
Si habrá que darle juego a la memoria
para dejar tu estirpe a su resguardo,
subiendo por el rojo de tu gloria.

Cuando no salgas más entre los once,
serán los lagrimones del rocío
los que en el pasto lloren y allí, entonces:
¿Con qué se llenará el domingo mío?

Cuando la “diez” del rojo no te abrigue,
yo buscaré en la tarde dominguera
-en la función que, pese a todo, sigue-
la semilla que siembre tu madera.

Buscaré por potreros y distancias,
en los picados donde floreciste
y hasta que no reencuentre aquella magia,
aunque no se me note, andaré triste…


Os dejo con un video de el bocha para admirar todo lo que se puso aquí . Hasta otra.

[YOUTUBE=http://www.youtube.com/watch?v=vfkKispuefE]

Anuncios

5 pensamientos en “RICARDO ENRIQUE “EL BOCHA” BOCHINI por angelcapo

  1. Bochini es un héroe en Argentina. En Europa es menos conocido y valorado porque estamos todavía en la idea de que si se no vino a jugar aquí, no fue jugador de talento. Aún se dice eso de Pelé, por ejemplo, que nunca jugó en una liga europea, como demérito hacia su carrera, como si la liga brasileña en su época fuese floja, al igual que la argentina, en una falta de perspectiva histórica manifiesta.

    En fin volviendo al asunto, en su autobiografía “Yo soy el Diego”, Maradona dice de él:

    “Fue mi ídolo. Me volvía loco verlo jugar. Cuando entró contra Bélgica, en el Mundial, lo primero que hice fue buscarlo y darle la pelota. Me acuerdo que dije: “Fue como tirar una pared con Dios””.

  2. flags lo has dejao chulo , de perlas.gracias por tu ayuda y me alegro si os gusta.esta claro que el futbol argentino es un gran desconocido en sus entrañas por aqui.gitano juarez , alonso , moreno , brindisi , etc

  3. ..me maten si me acordaba yo de ésta criatura. Pero si Maradona lo dice: no hay más que hablar 😉

  4. Capo,

    es el post que más me ha gustado de todos los que has escrito. El fútbol argentino tiene la capacidad de mitificar a sus héroes mejor que ningún otro y eso, en el fondo, demuestra lo profundo que es el juego allí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s