LA VICTORIA DE LOS ÁNGELES por flagrant

Victòria dels Àngels aprendió a cantar en un hogar humilde. Hija del conserje de la univeridad de Barcelona donde residía con su familia aprendió a tocar el piano y a cantar de forma autodidacta en el paranimfo de la universidad. Tras la Guerra Civil, ya con diecicéis años, se matriculó en el Conservatorio Superior de Música del Liceu y en sólo tres años se graduó lo que demuestra sus naturales dotes musicales.

“Su canto tiene la claridad y belleza que yo amo. No me interesan los cantantes que nos hacen saber lo grandes que son. Me interesan los que no se interponen en el camino y sirven al texto. Hay una entrega natural y una franqueza en ella que me habla y me enseña: su simplicidad es perfecta para el medio de la canción”. Joyce Didonato.

“Era una cantante impresionante por su gran musicalidad y por el hecho de poseer un timbre nítido y mediterráneo.” Jesús López Cobos.

“Victoria de los Ángeles es una de las dos sopranos mejores del siglo XX. La otra que la elija el lector.” Joaquín Achúcarro.

Al escuchar su Mimì lloré al darme cuenta de que nunca podría ser superada, y dejé de interpretarla“. Elisabeth Schwarzkopf.

“Victoria de los Ángeles es la única flor en el estercolero del Metropolitan y la considero mi única rival”. María Callas.

“Victoria ha rayado con su estilo y su voz la eternidad y con ella abanica todavía el aire de los jóvenes profesionales de la música y alienta también la memoria de quienes, en el ocaso, contemplamos el pasado ya sin ella hoy, porque Victoria ha sido y será un ángel.” Teresa Berganza.

Victòria dels Àngels con Wieland Wagner -Bayreuth 1960

Victòria dels Àngels fue la primera soprano española que triunfó a nivel internacional. Su reconocimiento es indiscutible. Tanto es así que llegó a ser elegida por el mismísimo Wieland Wagner, nieto de Richard Wagner, para interpretar a Elisabeth en la ópera Tannhäuser en el festival de Bayreuth en 1961 y 1962. Algunas de sus interpretaciones se encuentran catalagodas como las mejores grabaciones de la historia, como por ejemplo su interpretación de Mimì en La Bohème de 1956 bajo la dirección de  Sir Thomas Beecham y con el tenor sueco Jussi Björling o su Madama Butterfly con el mismo Björling en el Teatro dell’Opera di Roma con la dirección de Grabiele Santini, su Manon dirigida por Pierre Monteux en 1955 con los Coros y Orquesta de l’Opéra-Comique de Paris, su papel de Carmen grabado junto a Nicolai Gedda y con la dirección del  mítico Beecham, su otra grabación con el tenor sueco Gedda de la ópera Faust de 1958 con Choeurs & Orchestre du Theatre National de l’Opéra de Paris y la batuta de André Cluytens,  o su Rosina de El Barbero de Sevilla de Rossini de 1962 con la Royal Philharmonic Orchestra dirigida por Vittorio Gui.

Nadie discute la belleza de su voz, pero el hecho de su escasa formación académica y quizá la falta de una mayor solidez en su técnica fue según algunos entendidos la causa que de forma trempana se retirara de los escenarios operísticos, posiblemente para no romper la magia de su voz al someterla a las exigencias de las representaciones. A partir de mediados de los sesenta enfocó su carrera practicamente como concertista dando numerosos recitales por todo el mundo brillando como nadie acompañada de un piano en el lied con el extraordinario timbre de su voz. Una voz desnuda, llena de sensibilidad y fuerza dramática a la vez.

Victòria dels Àngels fue una soprano excepcional, pero nunca fue una diva. Su humildad y sencillez eclipsaron cualquier atisbo de altivez. “A los estudiantes les digo que tienen que estudiar por amor a la música y por amor al canto, y que uno no puede decir: ‘Yo quiero ser el mejor’; no, porque si no lo consigues, vas a sufrir mucho. Y el proyecto de querer ser algo, ¡no! A mí me vino de sorpresa en sorpresa. (…) Para un cantante cantar forma parte de uno mismo; y entonces se trata de compartir lo que haces. Compartir lo que tienes; no demostrar lo que tienes ni hacer exhibición de lo que tienes, sino compartirlo. (…) A lo mejor es un defecto, la tendencia a subestimarme. Ahora, la subestimación hace que crezcas, que quieras superar esa subestimación que tienes“. Su carácter sencillo no le impedía ser tremendamente perfeccionista. Acudía a todos los ensayos, incluso en los festivales, algo inusual en las sopranos de renombre,  y era tal su dedicación a la música y a la partitura que en  Inglaterra la conocían como Madame Toscanini. “”En Inglaterra me llamaban Madame Toscanini. Me daba por dirigir; luego me apacigüé. Cuando un director se retrasaba, yo le marcaba y él me miraba. El disco ‘Five Centuries of Songs’ sí que lo dirigí yo; dirigí la orquesta, lo dirigí todo. Los instrumentos no eran de época, Supongo que Savall se tiraría de los pelos“.

Fue enorme como soprano, pero inconmensurable como persona, algo muy difícil en el mundo de la ópera, lleno de divismos, egoismos y soberbia. Hay una anécdota que refleja perfectamente el carácter de Victoria y muestra el aprecio que suscitaba allá adonde iba: una vez, la gran Renata Tebaldi tuvo que abandonar el Met e ir a Italia, ya que había muerto su madre. Era Navidad y Rudolf Bing, gerente del teatro neoyorkino, le suplicó que sustituyera a la de Pésaro en La Traviata. Victoria accedió y Bing, agradecido, hizo venir de Viena nada menos que a los Niños Cantores para que le dedicaran unos villancicos, lo que hicieron en medio de la ovación de un público entregado. Cualquier otra soprano de su talla se hubiera negado a ser la suplente, pero Victòria era un ángel y acudió a ofrecer lo que la naturaleza le había entregado. Eso la convierte en nuestra primera soprano Special One.

SÁBADO a las 23:00 h. en Mojo Radio Flags.

THE SPECIAL ONE: LA VICTORIA DE LOS ÁNGELES

Si quieres conocer un poco mejor su biografía:

Biografía de la soprano en pdf de la Fundació Victòria del Àngels

Galería de imágenes de la soprano en la web de la Fundació Victòria del Àngels

Y para apreciar en profundidad la delicadeza y suicalidad de su extraordinaria voz recomiendo leer este artículo:

Victoria de los Ángeles. Una esencial limpidez por Arturo Reverter (Scherzo nº 194, febrero 2005)

2 pensamientos en “LA VICTORIA DE LOS ÁNGELES por flagrant

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s